La salida a la crisis del gas: el biometano europeo es ya un 30 % más barato

Un apoyo político claro dará confianza a los inversores para apoyar el despliegue de biometano, acelerando la producción en hasta 34 bcm antes de 2030


3146

Actualmente, el precio del gas natural se sitúa en 80 €, frente a los 18 € de hace un año. Se espera que los precios para el próximo invierno se mantengan en un nivel igualmente alto, según las estimaciones actuales. Si bien los gobiernos luchan por reducir el impacto del aumento de los precios de la energía en las facturas de energía de los ciudadanos, tienen una solución al alcance: aumentar la producción de biometano sostenible.

Hoy, el precio del biometano puede ser un 30% más bajo que el precio actual del gas natural. El biometano se puede producir a partir de 55 €/MWh, mientras que el gas natural cuesta alrededor de 80 €/MWh, sin considerar los precios del CO2 [1]. Es probable que este gas renovable siga siendo más barato que el gas natural a corto y largo plazo. Mientras que otros gases renovables, como el hidrógeno verde, necesitan tiempo para crecer y siguen siendo de 2 a 4 veces más caros, el biometano está disponible y es escalable en los próximos 8 años [2].

La rápida expansión del biometano en toda Europa podría proporcionar al menos 34 bcm de gas renovable para 2030 si está respaldada por un marco legislativo de apoyo. Esto representa aproximadamente el 10 % de la demanda total de gas de la UE para 2030. Este potencial se refleja en muchos informes recientes de diferentes fuentes, incluida la Comisión Europea [3]. Según la EBA, si continúa la tendencia de crecimiento, para 2050 la industria del biometano podría cubrir el 30-40% de la demanda de gas de la UE.

El despliegue de biometano hecho en Europa puede ayudar a estabilizar el aumento actual del precio del gas relacionado con las interrupciones del suministro de gas de terceros. Existe una necesidad urgente de reducir la dependencia de los proveedores de gas externos, ya que la UE produce actualmente menos del 15 % de su demanda de gas. El conflicto actual entre Rusia, el mayor proveedor de gas de Europa [4] y Ucrania, podría exacerbar la crisis energética debido a la escasez de suministro de gas. El aumento de los precios del gas está teniendo un impacto directo en la factura energética de millones de hogares de la UE. Esta situación está obligando a los gobiernos nacionales de toda Europa a invertir miles de millones de euros en medidas para proteger a los consumidores [5].

Se necesita un apoyo político claro para atraer más inversiones al sector y desbloquear todo el potencial del biometano. Toda la cadena de valor del biometano está lista para impulsar la producción de biometano en el continente europeo. La Asociación Europea de Biogás pide una nueva asociación público-privada para producir 40 bcm de biometano para 2030. Además de los 34 bcm de biometano sostenible para 2030, se pueden producir 6 bcm más en Ucrania. Esto proporcionaría suministros adicionales de gas renovable al mismo tiempo que apoyaría el crecimiento económico en ese país. El biometano se puede transportar a través de las redes de gas existentes, lo que reduce los costos adicionales de implementación de infraestructura.

“Está creciendo un fuerte sentido de urgencia para asegurar inversiones y garantizar el despliegue de instalaciones de biometano en toda Europa . Asociaciones adicionales, como la Iniciativa de Biometano Sostenible lanzada recientemente, muestran el interés de los usuarios de la industria, los productores y otras empresas importantes dentro de la cadena de valor, en el despliegue de este gas renovable en este momento. Fomentar la rápida expansión del biometano significa apoyar la mitigación del cambio climático, reducir la dependencia del suministro externo de gas y hacer frente a un aumento sin precedentes del precio del gas natural. Un marco legislativo claro brindará certeza para las inversiones a largo plazo en el despliegue del biometano sostenible”. Harmen Dekker, director ejecutivo de la EBA.


 

[1] Esto supone una cantidad adicional de 18 €/MWh, ya que el precio del carbono ha alcanzado los 90 €/tonelada. Los usuarios de combustibles fósiles bajo el Sistema de Comercio de Emisiones de la UE (EU ETS), como las centrales eléctricas, las fábricas industriales y ciertas áreas de transporte, deben pagar por cada tonelada de CO2 que liberan a la atmósfera.

[2] El hidrógeno verde cuesta hoy 180 EUR/MWh.

[3] https://climatecooperation.cn/wp-content/uploads/2019/06/com_2018_733_analysis_in_support_en_0.pdf

[4] https://www.bruegel.org/publications/datasets/european-natural-gas-imports/

[5] https://www.reuters.com/business/energy/europes-efforts-shield-households-soaring-energy-costs-2022-02-03/

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA