Residuos de construcción y economía circular

Francisco Cobo, Presidente de la European Demolition Association (EDA)


1797

Los residuos de construcción y demolición (RCD) suponen el mayor flujo de residuos de la UE: representan aproximadamente un tercio de todos los residuos generados en la Unión.

La gestión adecuada de estos residuos no sólo reporta beneficios de sostenibilidad, sino que también puede repercutir positivamente en la industria de la construcción y el reciclaje en la UE, ya que potencia la demanda de materiales reciclados de construcción y demolición.

Para gestionar eficazmente estos residuos, es imprescindible una evaluación preliminar que permita facilitar y maximizar la recuperación de materiales y componentes procedentes de la demolición o reforma de edificios e infraestructuras para su reutilización y reciclaje.

Con este objetivo, desde la Unión Europea se establecieron una serie de directrices para efectuar esta evaluación, como punto común y de referencia para la aplicación específica, según la normativa propia de cada país.

Las auditorías de residuos contribuyen a mejorar la gestión de los residuos de demolición, así como una serie de ventajas, tanto económicas como medioambientales.

Esta evaluación tiene como objetivo ofrecer una idea clara de la infraestructura del edificio que va a demolerse e incluye estimaciones de los materiales de desecho que se generarán y recomendaciones para la gestión de los residuos.

El nivel de seguimiento requerido en cuanto al proceso varía entre países o regiones, y va desde inspecciones ocasionales (por ejemplo, en Finlandia) hasta la comparación detallada de las recomendaciones de las auditorías de residuos con los resultados reales (por ejemplo, en el País Vasco).

Muchos países han desarrollado sistemas electrónicos de información y notificación en los últimos años (por ejemplo, Escocia y Chequia) para mejorar la eficiencia del proceso.

Estos sistemas no se utilizan específicamente para supervisar los resultados de las auditorías, sino que integran algunas partes esenciales de las mismas (por ejemplo, informes sobre residuos en Chequia y definición de responsabilidades en Escocia) y, por tanto, pueden ampliarse en el futuro.

Para que la auditoría de residuos sea eficaz, debe abarcar una fase previa de estudio y análisis, una clasificación y gestión adecuada de los residuos (desde el punto de vista jurídico, de salud, seguridad, …) y la realización de informes que reflejen el desarrollo y el resultado final y destino del mismo.

 

Gestión de residuos de construcción y demolición en la UE

Con el fin de fomentar la confianza en la calidad de los materiales reciclados, procedentes de demolición en la Unión Europea, desde las instituciones comunitarias se desarrolló el Protocolo de gestión de residuos de construcción y demolición, enmarcado dentro de la Estrategia Construcción 2020, así como en la Comunicación para un uso más eficiente de los recursos en el sector de la construcción.

Este conjunto de medidas forma parte del paquete sobre economía circular, con el que la Comisión Europea establece propuestas legislativas revisadas sobre los residuos, con el fin de estimular la transición de Europa a una economía circular para mejorar la competitividad global, fomentar el crecimiento económico sostenible y generar nuevos puestos de trabajo.

En línea con este protocolo, se están tomando medidas adicionales a nivel local, regional, nacional y de la Unión, como EMAS (EU Eco-Management and Audit Scheme), un sistema de gestión medioambiental voluntario, desarrollado por la Comisión Europea para que todo tipo de organizaciones públicas y privadas evalúen, notifiquen y mejoren su desempeño medioambiental.

La identificación de residuos, la separación según el origen y la recogida es el punto de partida del proceso de gestión de residuos de la construcción y demolición. La tipificación correcta de estos requiere auditorías de calidad previas a la demolición y planes de gestión de los residuos con el fin de identificar, separar y eliminar los residuos peligrosos.

Además, en esta fase es imprescindible que la terminología empleada sea precisa, ya que en el ámbito de la gestión de residuos de la construcción y demolición abundan distintos términos y conceptos, debido a la gran variedad de perspectivas e interesados implicados.

La trazabilidad y el rastreo de los flujos de residuos son cruciales para seguir desarrollando el mercado de los materiales de construcción reciclados, de manera que permita aumentar la confianza en los materiales de construcción secundarios.

Es imprescindible que exista una amplia gama de opciones de procesamiento y tratamiento de los residuos, de manera que se puedan establecer por orden de prioridad, en función de los requisitos normativos, así como de las condiciones económicas, medioambientales, técnicas, de salud pública y otros aspectos.

La gestión de calidad constituye un paso fundamental para aumentar la confianza en el proceso de gestión de residuos de construcción y demolición, así como la confianza en la calidad de los materiales reciclados procedentes de estas actividades.

Por tanto, es necesario promover la garantía de calidad de los procesos primarios (desde la obra de demolición hasta la logística de los residuos y el procesamiento de los mismos), así como el suministro de información fiable y precisa sobre las prestaciones de los productos reciclados o reutilizados.

Una gestión satisfactoria de residuos de construcción y demolición precisa que existan condiciones marco y políticas adecuadas, fruto del diálogo entre los actores públicos y privados en el ámbito de la gestión de residuos de la construcción y demolición.

En esa parte, tienen un importante peso las administraciones locales, regionales o nacionales, a la hora de expedir permisos y licencias de demolición y reforma, establecer estrategias de gestión integrada de residuos, la regulación de las descargas en vertederos (mediante políticas e impuestos aplicables con el fin de evitar que la descarga en vertederos sea el método más económico de gestión de residuos), regular el tratamiento de los residuos peligrosos en la fase de tratamiento mediante normativas medioambientales y gravar con impuestos los materiales vírgenes.

Asimismo, los gobiernos deben adoptar medidas concretas para aplicar la legislación vigente en las distintas etapas del ciclo de gestión de los residuos, a saber: identificación de residuos, recogida y clasificación, logística de los residuos y tratamiento de los mismos.

Las autoridades a todos los niveles pueden también proporcionar incentivos para promover el uso de materiales reciclados de la construcción y demolición, a nivel nacional y regional.

Y es imprescindible una adecuada información sobre los requisitos legales (formulados a nivel local, regional, nacional o de la UE) para lograr una efectiva gestión de residuos de la construcción y demolición.

 

España y Economía Circular

Tanto las Directrices para las auditorías de residuos, antes de la demolición, y las obras de reforma de edificios, como el Protocolo de gestión de residuos de construcción y demolición de la UE, elaborados ambos por la Comisión Europea, recogen guías y buenas prácticas para que las autoridades nacionales y locales las adapten e implementen a su propia realidad (normativa, condiciones,…).

En España, la Asociación Española de Demolición, Descontaminación, Corte y Perforación, AEDED, está en constante coordinación con otras entidades para seguir avanzando en materia de construcción y economía circular.

Destacan las labores que se realizan, de manera conjunta, entre la Asociación y  miembros del Instituto Eduardo Torroja, AMIET, en el marco del grupo de trabajo de Economía Circular y Construcción Circular, donde se desarrollan herramientas prácticas para fomentar modelos de circularidad en construcción.

Desde este grupo de trabajo, se pretende fomentar modelos de circularidad en construcción con el fin de que el diseño de la construcción se oriente a contemplar el  final de la vida útil del edificio.

Para ello, se están desarrollando herramientas prácticas, como procesos y plantillas, para a fin de establecer directrices para:

  • Auditoría previa externa, estandarizada y con responsabilidades reales

  • Control de calidad y trazabilidad en todos los pasos

  • Control durante la ejecución de la obra

  • Informe final de gestión de RCD y vinculación a fianzas

Muestra también del trabajo constante en esta área es el sitio web ConstruccionCircular.org (https://www.construccioncircular.org/) con información relativa al Grupo de Trabajo de la propia asociación, así como referencias legislativas y materiales publicados por el propio Grupo de Trabajo.


Artículo publicado en el número 222 Especial Reciclaje 2020

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.