Stemm lanza su nueva gama de pulpos y cucharas inteligentes

Los nuevos equipos desarrollados adaptan su funcionamiento automáticamente según las características específicas de cada producto, ofreciendo la máxima eficiencia


333


Stemm ha desarrollado un nueva gama de pulpos y cucharas bivalva, de última generación, que resultan ser máquinas inteligentes que en cada manipulación se adaptan según las características específicas de cada producto, trabajando siempre de la forma idónea y óptima, adaptándose automáticamente, sin ninguna acción ni intervención manual directa del operario.

Si el producto a manipular es pesado o está compactado, si es de granulometría importante, o si a veces existen mezclados o predominan productos ligeros (envases plásticos), la máquina trabaja a más o menos velocidad, con la fuerza de penetración necesaria y con el arrastre de recogida del material adecuado, adaptándose automáticamente y variando la velocidad más o menos rápida y regulando la presión de una manera óptima, siempre en función de las características del material en cada momento.

Básicamente se trata de un circuito hidráulico muy especial, que coordinado con un autómata permite realizar regulación de presiones, temporizaciones y combinaciones de diversos parámetros.

Se puede programar previamente la forma de trabajo de la máquina, según los materiales y productos que se van a manipular; esta programación se realiza a distancia, bien desde la propia cabina de la grúa o desde un control remoto vía tablet, ordenador o smartphone.

El régimen de trabajo de un pulpo o cuchara se puede conocer y controlar a distancia, obteniendo datos del número de maniobras lentas y rápidas que se realizan en la fase de homogeneización y preparación y desde luego suponiendo un considerable ahorro de tiempo que se consigue.

Los pulpos inteligentes Stemm disponen de una señalización exterior con lámparas que funcionan con frecuencia de destellos rápidos o lentos y colores según el estado o régimen de trabajo en cada momento.

La manipulación con pulpos y cucharas bivalva Stemm de última generación proporcionan un valor añadido importante y son muy apreciados en los siguientes sectores:

 

Tratamiento de residuos

Las plantas modernas reciben residuos domiciliarios, de empresas y comercios, lodos de depuradoras y rechazos de plantas de compostaje y reciclaje, así como grandes partidas de residuos plásticos, especialmente envases que son productos livianos y ligeros.

Todos estos productos mezclados, de diferente composición, granulometría y densidad son vertidos a una fosa de gran tamaño con una capacidad de almacenaje para varios días o semanas.

Desde el foso se manipulan los residuos mezclados, para alimentar las tolvas, pero es necesario realizar continuamente unas operaciones de homogeneización y preparación de las superficies, previa a la alimentación de las tolvas y cintas transportadoras.

Dado que la granulometría, densidad y composición de los diversos materiales es distinta, se requieren distintos tratamientos de penetración, arrastre y velocidad. Es apreciable la ventaja cualitativa de utilizar pulpos inteligentes Stemm especialmente donde abundan residuos ligeros, plásticos, envases etc., en los que no se necesita una gran fuerza de penetración, consiguiéndose maniobras rápidas y agiles.

 

Pretratamiento de la biomasa

La biomasa, antes de proceder a su combustión en la caldera, necesita ser sometida a un proceso previo de preparación para lo cual se homogeniza el producto, uniformizando, mezclando y ajustando la granulometría y grado de humedad de manera que la caldera reciba un flujo de energía constante y de valor similar con lo cual se facilitará la combustión y el proceso de reacción.
Los pulpos y cucharas trabajarán adaptándose a los diversos materiales, composiciones y granulometrías que se van encontrando en la fase de preparación.

 

Siderúrgicas

En los parques de chatarra hay almacenados diversos tipos de chatarra con densidades y granulometrías muy diferentes: virutas, chatarras fragmentadas, residuos metálicos ligeros, chatarra OA y estructural.

Cuando se manipulan virutas ligeras, componentes  y aditivos, las fuerzas de penetración requeridas serán inferiores y por tanto los tiempos de maniobra serán más rápidos y ágiles, optimizándose los tiempos de manipulación y suponiendo un ahorro importante en los tiempos lo que repercutirá en los procesos de producción.

 

Descargas portuarias

Las grúas portuarias están equipadas con varios pulpos o cucharas bivalva para manipulación de diversos tipos de graneles y de diferentes densidades y granulometrías.

Como no se pueden tener siempre los equipos más adecuados para cada granel, se tiende a equipar con pulpos y cuchara que abarquen la gama máxima y superior de las densidades de los materiales.

Ello, conlleva unos tiempos de cierre superiores, con fuerzas de penetración que no siempre son tan necesarias; en definitiva, el resultado que se obtiene son unas descargas de barcos muy lentas y largas cuando el granel que transporta la bodega es más ligero y liviano, los tiempos de maniobra se adaptan automáticamente con la fuerza de penetración y la velocidad adecuadas, con lo cual se generan grandes ahorros de tiempo en la descarga de los barcos y por tanto una repercusión económica importante para el estibador portuario.

Tags: Stemm.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.