Colaboración e innovación: claves para una economía circular

Por Volker Rehrmann, Director de Economía Circular de TOMRA


548

TOMRA es una empresa tecnológica puntera en mercados diversos como el reciclaje, la alimentación y la minería. En el segmento del reciclaje, TOMRA Recycling lleva casi 50 años desarrollando soluciones de clasificación basadas en sensores capaces de alcanzar las metas de nuestros clientes: una separación de calidad, que permita la valorización del material de entrada y maximice el uso de los recursos, sean los que sean. Sus equipos pueden reunir, procesar y gestionar un volumen masivo de datos, que permite la correcta clasificación de los residuos gracias a una adecuada e informada toma de decisiones en cada momento del proceso.

Así, sabemos de primera mano que sin la tecnología más avanzada no podemos progresar en este camino, hacia la economía circular. Desafortunadamente, también nos hemos dado cuenta de que la tecnología, por sí sola, no es suficiente. Para alcanzar este ambicioso objetivo, debemos contar con la colaboración de todos los miembros de la cadena. Por eso, en TOMRA hemos creado una plataforma, ReSociety, donde podemos plantear proyectos, discutirlos, darles forma y llegar a soluciones tangibles y beneficiosas en el aspecto medioambiental, social y económico. Así, paso a paso, y con una verdadera vocación de colaboración, podremos alcanzar nuestro objetivo final: una economía circular.

TOMRA se ha dado cuenta de que la tecnología por sí sola no es suficiente para alcanzar una verdadera economía circular. Sólo junto con la estrecha colaboración con los legisladores, fabricantes, diseñadores, recicladores y consumidores pueden lograrse los objetivos ambientales, sociales y económicos para hacer de nuestro planeta un mundo mejor.

 

Es necesario dar un paso más

Ha llegado el momento de transformar el actual enfoque cortoplacista basado en las ideas "usar y tirar" -tan propio de las economías lineales- en un nuevo y ambicioso proyecto: La economía circular.

Se trata de una nueva visión de futuro que se basa en principios como la correcta detección de los residuos; la drástica reducción de la contaminación, la prolongación de la vida útil de los productos, así como la reutilización de los materiales.

La economía circular redefine así nuestro crecimiento, centrándose en un desarrollo social y medioambiental que nos permita vivir en un planeta más saludable, igualitario y sostenible, salvaguardándolo para generaciones futuras.

En TOMRA tenemos un firme compromiso con la economía circular. Por eso hemos lanzado ReSociety. Una iniciativa para Replantear, Reaccionar y Resetear nuestra visión del mundo en aras de un futuro más sostenible. Un lugar donde la industria, los legisladores, las empresas y los consumidores compartan sus ideas, donde se despierte su concienciación y donde los distintos agentes de la cadena colaboren para impulsar soluciones que impacten de forma segura para lograr este cambio.

En TOMRA tenemos un firme compromiso con la economía circular. Por eso hemos lanzado ReSociety. Una iniciativa donde la industria, los legisladores, las empresas y los consumidores compartan sus ideas, donde se despierte su concienciación y donde los distintos agentes de la cadena colaboren para impulsar soluciones que impacten de forma segura para lograr este cambio.

En ReSociety compartimos nuestro know-how tecnológico de manera proactiva, nuestras investigaciones y estudios internacionales sobre sistemas holísticos de gestión de residuos, algo indispensable para el desarrollo de las cadenas de valor verdaderamente circulares. Y, con una visión de pura colaboración, estamos explorando, analizado y trabajando estrechamente con un amplio grupo de expertos que conforman los “agentes del cambio”. También hemos desarrollado un libro blanco en el que presentamos los desafíos, proyecciones y oportunidades en el camino hacia una economía circular y en el que describimos de forma detallada los pasos necesarios para la transición de una economía lineal a una circular.

En TOMRA pensamos que un buen punto de partida para alcanzar la economía circular es desarrollar un correcto marco de actuación capaz de mejorar el sistema de recogida de residuos e introducir sistemas de depósito y devolución. Asimismo, mediante la colaboración conjunta y la creación de alianzas con diversos socios, ponemos en marcha nuevos proyectos con los que se reduce radicalmente el uso de recursos primarios; se eliminan correctamente los residuos; se contribuye a la reducción del efecto invernadero y se aprovechan los materiales para mantenerlos en uso, redefiniendo así el crecimiento mediante su transformación. Así, integrando modelos que aporten valor a la recogida y el reciclaje de residuos, la economía circular podrá aportar beneficios considerables tanto para países desarrollados como otros en vías de desarrollo.

Sólo aunando la innovación tecnológica con una estrecha colaboración entre los agentes de la cadena se puede alcanzar una verdadera economía circular.

Desde empresas químicas hasta los transformadores, distribuidores y fabricantes, pasando por empresas de gestión de residuos y recicladores, existe una verdadera dedicación en la búsqueda de soluciones. Por ello, nos enorgullecemos de cumplir con nuestra parte: compartir nuestro conocimiento, desarrollar nuevas soluciones y esforzarnos por lograr que nuestro planeta sea cada día más sostenible.

Ahora es el momento perfecto para empezar, de la mano de las tecnologías y estrategias encaminadas a lograr un futuro sostenible.

Entidad
TOMRA Recycling

TOMRA Recycling

RRSS
Archivado en:
Residuos, Opinión, Europa


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA