Diputación de Zaragoza planea destinar 43 millones de euros en una nueva planta de tratamiento de residuos

De cara a una segunda fase del servicio Ecoprovincia, la Diputación de Zaragoza ya ha redactado una memoria valorada para construir una nueva planta de tratamiento de residuos propia que dé servicio a toda la provincia de Zaragoza


678

El presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, ha visitado recientemente el final de las obras en la planta de transferencia de residuos de La Almunia de Doña de Godina, la primera de las seis instalaciones de ese tipo previstas en el servicio Ecoprovincia. Esta en concreto recibirá unas 17.700 toneladas anuales de basuras de tres comarcas y las compactará antes de su transporte hasta el CTRUZ de Zaragoza. Según ha anunciado el presidente, se prevé que el servicio Ecoprovincia se ponga en marcha a finales de este mismo año, y además ya se está trabajando en una segunda fase que incluirá la construcción de una planta de tratamiento de residuos provincial valorada inicialmente en unos 43 millones de euros.

“Ecoprovincia es un servicio público de transferencia, transporte y tratamiento de residuos creado por la Diputación de Zaragoza para hacer posible que todos los municipios de la provincia lleven sus basuras al vertedero de Zaragoza capital y cumplan así la obligación legal de reciclar al menos el 50% de sus residuos domésticos y comerciales”, ha explicado el presidente, Juan Antonio Sánchez Quero, en la visita a la planta de La Almunia, donde también ha estado acompañado por la vicepresidenta de la institución provincial, Teresa Ladrero; la alcaldesa de la localidad, Marta Gracia; la alcaldesa presidenta de la Comarca de Valdejón, Marta Gimeno; y el diputado provincial Francisco Compés, entre otros.

El proyecto comprende un total de seis plantas de transferencia ubicadas en La Almunia, Ejea de los Caballeros, Quinto, Alagón, Calatayud y Borja. “Se trata de una iniciativa totalmente pionera y muy ambiciosa que, tras cuatro años de trámites, por fin comienza a hacerse realidad con esta primera instalación en La Almunia, que comenzó a construirse a finales de agosto del año pasado y que ha supuesto una inversión de 968.334 euros”, ha destacado Sánchez Quero.

La planta de transferencia de La Almunia se ha construido junto al parque de bomberos del municipio, al lado de la autovía A-2, y recibirá alrededor de 17.700 toneladas anuales de residuos de las comarcas de Valdejalón, el Campo de Cariñena y el Aranda. Las obras en esta planta se sacaron a concurso por 1.116.235 euros y se adjudicaron a la empresa UTE Hermanos de Pablo-Solceq por 968.334 euros.

Esta planta recibirá alrededor de 50 toneladas diarias de basuras. El proceso de transferencia de los residuos en la instalación será muy sencillo: los camiones que van recogiendo la basura por los diferentes municipios llegarán a la planta, que está compuesta por dos muelles a diferente altura, y volcarán su carga en un contenedor que compactará los residuos. “Se trata de contenedores estancos con capacidad para 24 toneladas. De esta forma conseguimos que de cada tres viajes a Zaragoza que se tendrían que hacer con los camiones de basura normales se haga solo un trayecto, lo que supone un ahorro del 67% en emisiones de CO2 a la atmósfera, ya que se reduce el consumo de combustible”, ha explicado el presidente.

“Debemos recordar que el objetivo de Ecoprovincia es que todos los vertederos que hoy en día están en los pequeños municipios de la provincia de Zaragoza desaparezcan, y que todos esos residuos sean tratados y reciclados en el CTRUZ de Zaragoza”, ha recordado el presidente. “Estamos hablando de unas 81.000 toneladas anuales en toda la provincia”.

 

Planta de tratamiento provincial

En la visita a la instalación de La Almunia, Sánchez Quero ha anunciado que, de cara a una segunda fase del servicio Ecoprovincia, la Diputación de Zaragoza ya ha redactado una memoria valorada para construir una nueva planta de tratamiento de residuos propia que dé servicio a toda la provincia de Zaragoza sin tener que recurrir al CTRUZ de la capital aragonesa y que inicialmente se ha presupuestado en unos 43 millones de euros. “Con esta iniciativa pretendemos que los ayuntamientos sigan cumpliendo con la nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados, que en este momento se está tramitando en el Congreso debido a una transposición de la directiva europea”, ha explicado el presidente.

Además de hacer el reciclaje de las basuras domésticas, con este nuevo servicio se pretende ir “más allá” y reciclar a su vez otros tipos de residuos como textiles, aceites o materia orgánica de una forma eficiente, ecológica e integrada, “aplicando todos los recursos disponibles desde la Diputación de Zaragoza para prestar el mejor servicio a los vecinos de la provincia”.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA