El Consejo de la Unión Europea aprueba las medidas contra los plásticos de un solo uso

El Consejo de la UE ha adoptado hoy las ambiciosas medidas propuestas por la CE para hacer frente a los desechos marinos procedentes de los 10 productos de plástico de un solo uso que se encuentran con más frecuencia en las playas


897

21/05/2019

Las normas relativas a los plásticos de un solo uso y los artes de pesca contemplan diferentes medidas aplicables a distintos productos y sitúan a la UE en la vanguardia de la lucha mundial contra los desechos marinos. Los productos de plástico de un solo uso (como cubiertos, platos y pajitas) no podrán comercializarse cuando haya alternativas fácilmente disponibles y asequibles. En el caso de otros productos, el objetivo consiste en la limitación de su uso mediante la reducción del consumo a escala nacional, la introducción de requisitos de diseño y etiquetado, y la imposición de obligaciones de gestión y limpieza de residuos a los productores.

El vicepresidente primero Frans Timmermans, responsable de Desarrollo Sostenible, ha declarado lo siguiente: «En la sociedad europea existe una creciente sensación de urgencia con respecto a la necesidad de hacer lo que haga falta para detener la contaminación por plásticos en nuestros mares. La Unión Europea está respondiendo a esta clara demanda ciudadana. Hemos dado pasos ambiciosos e introducido medidas concretas para reducir la utilización de plásticos de un solo uso. Las nuevas normas adoptadas hoy nos permiten proteger la salud y salvaguardar nuestro medio ambiente natural, fomentando al mismo tiempo una producción y consumo más sostenibles. Todos podemos sentirnos orgullosos de que Europa esté estableciendo normas nuevas y ambiciosas que muestren el camino a seguir al resto del mundo».

El vicepresidente Jyrki Katainen, responsable de Fomento del Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, ha añadido lo siguiente: «En una economía moderna, debemos reducir la cantidad de desechos de plástico y asegurarnos de que reciclamos la mayor parte del plástico que usamos. Formas de producción más innovadoras y sostenibles ofrecerán nuevas oportunidades a las empresas europeas y aumentarán la competitividad, el crecimiento y el empleo. Una vez aplicadas, las nuevas normas no solo abordarán la contaminación por plásticos, sino que también harán de la Unión Europea el líder mundial a la hora de adoptar una política de plástico más sostenible, impulsando así nuestra economía circular».

El comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, ha declarado: «Las pajitas o los tenedores de plástico son objetos pequeños que pueden provocar daños graves y duraderos. La legislación sobre los plásticos de un solo uso abordará el 70% de los objetos que constituyen los vertidos marinos, lo que evitarña daños al medio ambiente que, de otro modo, costarían 22 000 millones de euros de aquí a 2030. La UE ha actuado con celeridad y eficacia con una propuesta que la Comisión presentó hace tan solo un año. Se trata de un ejemplo de la legislación europea en su mejor expresión: una legislación que responde a la demanda ciudadana, beneficia al planeta y a sus habitantes y lidera verdaderamente la tendencia mundial».

Las nuevas normas son proporcionadas y se han adaptado para obtener los mejores resultados. Esto quiere decir que se van a aplicar medidas diferentes a productos diferentes. Las nuevas normas introducirán:

• La prohibición de una selección de productos de plástico de un solo uso para los que existen alternativas en el mercado: bastoncillos de algodón, cubiertos, platos, pajitas, agitadores de bebidas, palitos de globos de plástico, vasos, recipientes para alimentos y bebidas de poliestireno expandido y todos los productos fabricados con plástico oxodegradable.

• Medidas para reducir el consumo de recipientes para alimentos y vasos para bebidas hechos de plástico, y marcado y etiquetado específicos de determinados productos.

• Sistemas de responsabilidad ampliada del productor que cubren los costes de limpieza de las basura y se aplican a productos como los filtros del tabaco y los artes de pesca.

• Un objetivo de recogida selectivo para las botellas de plástico del 90 % de aquí a 2029 (77 % para 2025) y la introducción de requisitos de diseño para unir los tapones a las botellas, así como un objetivo para incorporar el 25 % del plástico reciclado en las botellas PET a partir de 2025 y el 30 % en todos los frascos de plástico a partir de 2030.

Próximas etapas

La decisión adoptada hoy por el Consejo de la UE irá seguida de la publicación de los textos en el Diario Oficial de la Unión Europea. La Directiva entrará en vigor veinte días después de su publicación. Los Estados miembros dispondrán de dos años para transponerla a su Derecho nacional.

La Directiva establece fechas diferentes para la transposición en relación con determinadas medidas:

• Las prohibiciones y las obligaciones de marcado tendrán que haberse transpuesto dos años después de la entrada en vigor.

• El requisito de unión de los tapones y las tapas a todos los envases de bebidas de hasta 3 litros comenzará a aplicarse 5 años después de la entrada en vigor de la Directiva.

• Las obligaciones adicionales de responsabilidad ampliada de los productores deberán transponerse entre enero de 2023 y el 31 de diciembre de 2024, en función del producto.

Contexto

La Directiva sobre el plástico de un solo uso es un elemento esencial del Plan de acción para la economía circular de la Comisión Juncker y forma parte de la estrategia de la UE sobre el plástico, la estrategia más exhaustiva del mundo, que adopta un enfoque basado en el ciclo de vida de cada material para hacer frente al problema de la contaminación de los residuos plásticos y apoyar la visión de una industria del plástico inteligente, innovadora y sostenible.

La Directiva sigue un planteamiento similar al de la Directiva de 2015 sobre las bolsas de plástico, que tuvo gran éxito y generó rápidamente un cambio en el comportamiento de los consumidores. Cuando se apliquen, las nuevas medidas generarán beneficios tanto medioambientales como económicos, por ejemplo:

Evitarán que se emitan 3,4 millones de toneladas equivalentes de CO2.

• Evitarán que se produzcan unos daños ambientales que costarían unos 22 000 millones de euros de aquí a 2030.

• Permitirán a los consumidores ahorrar 6 500 millones de euros, según estimaciones.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.