El consumo de bolsas de plástico de un solo uso baja cerca de un 70% en Cataluña

Cada persona consumió 158 bolsas de este tipo, de media, durante el año 2018, mientras que en 2020 el consumo fue de 49 bolsas por persona, según un estudio de la Agencia Catalana de Residuos


815

Un estudio encargado por la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC), del Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural, concluye que la reducción del consumo de bolsas de plástico desechables de asas se ha consolidado en los últimos años, y que ha sufrido una gran bajada, de más del 68%, entre los años 2018 y 2020. En 2020 se consumieron 375 millones de bolsas (49 unidades por persona y año), mientras que en 2018 la cifra era de 1.195 millones (158 unidades por persona y año).

Cabe destacar que en 2017 entró en vigor la obligatoriedad de pagar las bolsas de plástico de asas de un solo uso en todos los comercios, en el marco de la  Ley 5/2017, de 28 de marzo, de medidas fiscales, administrativas, financieras y del sector público. De esta forma, Cataluña volvió a ser pionera en el Estado Español en la aplicación de medidas en cuanto a la reducción de este producto.

 

Primer impulso a la reducción

Ya lo había sido en 2009, cuando la ARC impulsó la firma del denominado “Pacto por la bolsa”, a través del cual las asociaciones que agrupan la distribución grande y pequeña se aliaron con la administración para asumir un objetivo común voluntario de reducción. Como consecuencia, muchos comercios empezaron a implantar medidas para reducir el consumo de bolsas de plástico, entre ellas cobrarlas. Aquel pacto sirvió para empujar a las personas consumidoras a utilizar menos plásticos y más elementos reutilizables que llevaban desde su casa, con un gran éxito, ya que sólo en dos años se redujo a la mitad el consumo global de bolsas de plástico de un solo uso.

En 2020 el porcentaje de reducción total alcanzada desde los valores iniciales del año 2007 (que eran de 327 bolsas por persona y año) ya era del 85%. Es decir, se ha pasado de consumir prácticamente una bolsa de este tipo por persona todos los días a menos de una a la semana. El mismo estudio ha analizado el consumo actual de bolsas de todo tipo y de bandejas desechables. En 2020 cada persona consumió 199 bolsas de caja y envío a domicilio (24% de plástico desechable, 23% de papel, 36% de plástico reutilizable, 13% de plástico compostable y 4% de otros materiales), 355 bolsas de sección (las que se utilizan para el producto fresco oa granel como, por ejemplo, la fruta o el pescado), y 53 bandejas desechables para productos envasados ??en los propios establecimientos.  

 

Gran repercusión ambiental

Desde el 1 de enero de 2021, de acuerdo con el Real Decreto 293/2018, de 18 de mayo, sobre la reducción del consumo de bolsas de plástico, se prohíbe la entrega de las bolsas de plástico ligeras y muy ligeras que se ofrecen a los consumidores, en los puntos de venta de bienes o productos, venta online y entrega a domicilio. El ARC hizo una campaña online para dar a conocer este cambio legislativo.

El uso excesivo de las bolsas de plástico ha perjudicado gravemente a nuestro entorno y es especialmente crítica la contaminación de mares y océanos. Diferentes estudios indican que más de un millón de aves y más de 100.000 mamíferos marinos mueren a consecuencia de los plásticos que llegan al mar.

 

Trabajando con alternativas

Evitar el uso de las bolsas de plástico es un gran cambio que afecta a todos. Por un lado, la ciudadanía, que cada vez más utiliza sistemas alternativos para ir de compras, como el cesto, la carretilla de la compra, las bolsas reutilizables o las bolsas de malla para la fruta y la verdura. Por otra parte, el sector del comercio, que puede optar por otros envases más respetuosos con el medio ambiente, como las bolsas compostables o de papel o, mejor aún, fomentar los elementos reutilizables.

En este sentido, el pasado mes de noviembre se presentó un protocolo para garantizar el derecho de las personas consumidoras a comprar sin envases desechables en supermercados, cadenas de supermercados o en comercios agremiados, liderado por la Fundación para la Prevención de Residuos y el Consumo Responsable (Rezero), con el apoyo del ARC. Se prevé que la futura Ley de prevención y gestión de los residuos y de uso eficiente de los recursos de Cataluña fomente aún más el envase reutilizable en el ámbito comercial.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA