El Parlamento Europeo aprueba los nuevos planes nacionales de reducción de emisiones

Las emisiones del transporte, la agricultura, los edificios y los residuos deberán reducirse el 30% en 2030, y el CO2 emitido deberá ser compensado por lo absorbido por suelos y bosques

Los bosques de la UE absorben cada año el equivalente al 10% de las emisiones totales de CO2 ©AP Images/European Union-EP


760


Las emisiones del transporte, la agricultura, los edificios y los residuos deberán reducirse el 30% en 2030, y el CO2 emitido deberá ser compensado por lo absorbido por suelos y bosques, según lo establecen dos proyectos legislativos que el pleno del PE aprobó el martes.

Las cifras para el conjunto de la UE se traducirán en objetivos vinculantes a nivel nacional para los sectores no cubiertos por el régimen comunitario de comercio de derechos de emisión: la agricultura, el transporte, la construcción y los residuos. Estos sectores son responsables de alrededor del 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero de la Unión.

España deberá rebajar sus emisiones de los citados sectores el 26%. Los objetivos nacionales oscilan entre el mantenimiento exigido a Bulgaria y la reducción del 40% que deben lograr Suecia y Luxemburgo.

La UE podrá así seguir avanzando hacia su compromiso, en el marco del acuerdo de París sobre cambio climático, de reducir en un 40% las emisiones contaminantes totales, respecto a los niveles de 1990.

“Hemos hecho lo posible para acordar un reglamento ambicioso, pese a los intentos de muchos gobiernos para socavar ese objetivo”, dijo  Gerben-Jan Gerbrandy (ALDE, Holanda) ponente de la legislación. “Los países deben hacer más, y más rápido. No se puede posponer la respuesta al cambio climático”, añadió.

La silvicultura como herramienta para contrarrestar el cambio climático

La Cámara también dio su visto bueno a una nueva ley centrada en reducir las emisiones de gas de efecto invernadero procedentes de la gestión de suelos y bosques y aumentar el volumen de CO2 absorbido por la masa forestal para hacer frente al cambio climático.

En la actualidad, los bosques de la UE absorben anualmente el equivalente a casi el 10% del total de las emisiones contaminantes de la Unión.

Los estados miembros tendrán que garantizar que la deforestación se verá compensada con la plantación de árboles. Además, el texto incluye medidas para desarrollar el sector e impulsar la absorción de emisiones por parte de bosques, tierras de cultivo y pastizales.

Los eurodiputados reforzaron la norma estableciendo que a partir de 2030 la capacidad de absorción de emisiones deberá superar el volumen de CO2 emitido a la atmósfera, en línea con los objetivos a largo plazo de París.

“El Parlamento se ha esforzado por lograr un equilibrio entre la flexibilidad y una contabilidad comparable para todos los estados miembros. Con esta legislación estamos enviando un mensaje: queremos que los bosques en Europa sigan gestionándose de forma sostenible”, afirmó el ponente Norbert Lins (PPE, Alemania).

Próximos pasos

La legislación sobre esfuerzo compartido fue aprobada con 343 votos a favor, 172 en contra y 170 abstentions, mientras que el texto sobre uso del suelo salió adelante con 574 frente a 79 y 32 abstenciones.

Ambos textos necesitan la aprobación formal del Consejo antes de entrar en vigor.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.