El proyecto LIFE LEMA finaliza la puesta a punto del sistema de predicción y detección de basura marina flotante

El proyecto liderado por la Diputación Foral de Gipuzkoa ha tenido un presupuesto de 2,16 millones de euros


261


El proyecto liderado por la Diputación Foral de Gipuzkoa ha tenido un presupuesto de 2.160.000€ (60% aportado por fondos europeos del programa LIFE) y ha contado con la participación de AZTI, el ayuntamiento de Biarritz y la ONG Surfrider Foundation.

Tras tres años de desarrollo, el proyecto para la recogida de basura marina flotante LIFE LEMA se encuentra en su fase final. En una jornada llevada a cabo por el Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa, se han expuesto los resultados alcanzados a través de esta iniciativa y se ha dado a conocer la situación del sudeste del Golfo de Bizkaia. El programa tendrá continuidad a través del programa After LIFE, que abrirá una línea de reflexión sobre el modelo y las estrategias más eficientes a desarrollar a futuro en Gipuzkoa en cuanto a la limpieza en el mar.

El objetivo principal del proyecto LIFE LEMA ha sido obtener un sistema viable de detección y recogida de basura marina flotante, implicando en ello a las autoridades y comunidades locales. Esta iniciativa, cuyo ámbito de actuación ha sido la zona del Golfo de Bizkaia comprendida entre los ríos Deba y Adour, es decir, la zona marítima y costera de Gipuzkoa y Lapurdi, ha tenido una duración de 3 años.

A este respecto, el diputado de Medio Ambiente en funciones, José Ignacio Asensio, ha explicado en la apertura de la jornada que “el proyecto LIFE LEMA ha permitido poner de manifiesto no solo la problemática del plástico en los mares, sino que ha supuesto una gran sensibilización y movilización de la ciudadanía en general. Podemos afirmar que hoy ya nadie es ajeno a esta problemática”.

Para la recogida de la basura marina flotante, se han utilizado barcos pesqueros y buques de limpieza durante 864 jornadas de salida a la mar; concretamente, dos barcos pesqueros (Miren Argia e Itsas Belhara) y dos barcos de limpieza (Uhaina y Subacuatic). Durante estos tres años, se ha recogido un total de 28 toneladas de basura marina flotante frente a nuestras costas. De estas 28 toneladas, únicamente 1,5 toneladas han sido recogidas en la costa de Gipuzkoa; es decir, el 95% de la basura marina flotante recogida ha sido en la costa francesa. Analizando estos datos y según la información que nos ha aportado los propios modelos de predicción oceanográficos del proyecto, se puede concluir que  la basura marina flotante frente a la costa guipuzcoana queda bastante dispersa, habiendo un balance de movimiento que arroja la basura marina frente a las costas de Lapurdi, que es donde se producen los focos de acumulación principales.

Para dar continuidad al proyecto LIFE LEMA, próximamente se llevará a cabo el plan After LIFE, que abrirá una línea de reflexión sobre el modelo y las estrategias más eficientes a desarrollar a futuro en Gipuzkoa en cuanto a la limpieza en el mar. Fruto de las tecnologías para la detección aplicadas: cámaras infrarrojos en desembocaduras de los ríos (Oria y Adour), drones y una barrera en el río Deba, se han seleccionado como principal elemento a conservar a futuro ambas cámaras, e incluso a través del proyecto After LIFE se incorporarán 3 nuevas cámaras que nos permitirán la detección remota de la llegada de residuos desde los ríos al mar y organizar un sistema de alertas adecuado.

Gracias al proyecto, a partir de ahora el Golfo de Bizkaia dispondrá de una herramienta de predicción y detección de la basura marina flotante. A través de esta herramienta conoceremos el patrón de comportamiento y de desplazamiento de la basura marina frente a nuestras costas, lo que permitirá la gestión y limpieza de la costa de la manera más eficiente. También se creará una base de datos sobre basura marina recogida (en costa y en el mar), que permitirá disponer de datos históricos en cuanto a cantidades y distribución frente a nuestras costas. Observación necesaria de cara a la planificación futura en Gipuzkoa de qué acciones se desarrollarán como medida preventiva y correctora del problema del mar en nuestras costas y mares.

Con respecto a la caracterización de la basura marina flotante recogida y la exploración de sus posibilidades para el reciclaje y valorización material, se ha concluido que la gran mayoría de la basura recogida son fundamentalmente envases y residuos del sector pesquero: redes, cuerdas, etcétera… En cuanto a la reciclabilidad de los materiales, las pruebas piloto efectuadas durante el LIFE LEMA apuntan a la complejidad del reciclaje de los envases por su alto grado de degradación, mientras que algunos residuos del sector pesquero como las redes, presentan características aptas para su reciclaje.

La jornada ha reunido a expertos y representantes del ámbito institucional y académico. Ha intervenido entre otros, el diputado de Medio Ambiente en funciones, José Ignacio Asensio; el alcalde de Biarritz, Michel Veunac; y el delegado del Sindicato Mixto Kosta Garbia, Marc Bérard. A continuación, la investigadora de AZTI, Oihane Cabezas, ha dado una visión global de la situación de la basura marina en el sudeste del Golfo de Bizkaia; Iker Azurmendi, técnico del Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa, ha llevado a cabo una descripción del Proyecto LIFE LEMA;  Peggy Bergeron, Caroline Serrade, Matthias Delpey, María Ballesteros, Vanessa Sarah Savo y Beatriz Marticorena, han presentado los resultados del proyecto; y para finalizar, la directora de la Dirección de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa, Mónica Pedreira; el director general de AZTI, Rogelio Pozo; el director ejecutivo de Surfrider Foudation Europe, Florent Marcoux; y la reponsable de SUEZ-Rivages Pro Tech, Laetitia Jourdan, han realizado las conclusiones.

La Agencia Europea del Medio Ambiente (EEA) estima que cada año 10 millones de toneladas de basura marina van a parar al mar y a los océanos del mundo. El Golfo de Bizkaia no es una excepción; procedente de los barcos, pero principalmente de la ribera del mar y de los ríos, la basura se va acumulando en la superficie y en el fondo de nuestro mar y genera graves consecuencias a nivel medioambiental, a nivel de seguridad marítima y sobre nuestra salud.

El proyecto ha estado formado por un grupo de trabajo internacional y ha contado con 6 socios liderados por el Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa; los centros de investigación AZTI y Rivages Pro Tech, los organismos públicos Syndicat mixte Kosta Garbia y el ayuntamiento de Biarritz y la ONG Surfrider Foundation Europe completan el equipo de trabajo. El proyecto ha tenido un presupuesto de 2.160.000€, cuyo 60% ha sido aportado por fondos europeos del programa LIFE.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.