La ACA invertirá 20 millones en el Plan de gestión de motas de la cuenca de la Tordera

Con estas actuaciones, y en caso de producirse avenidas en un período retorno de 100 años, los daños por inundaciones podrían reducirse en un tercio respecto a los actuales


195

El director de la Agencia Catalana del Agua (ACA), Samuel Reyes, ha presentado a las entidades y organismos del territorio de la baja Tordera, en presencia de los alcaldes de Blanes y Palafolls, Àngel Canosa y Francesc Alemany, y de la alcaldesa de Malgrat de Mar, Sònia Viñolas, las diferentes alternativas contempladas por este ámbito en el Plan de gestión de motas de la cuenca de la Tordera

 El Plan de gestión de motas de la cuenca de la Tordera prevé una inversión total de cerca de 20 millones de euros invertidos durante los próximos años

La cuenca de la Tordera, donde en el marco de la planificación derivada de la Directiva de Inundaciones se han identificado cinco tramos con riesgo de inundación alto (dos de ellos incorporados en 2018) con una extensión total de cerca de 44 kilómetros , sufrió importantes desbordamientos en los aguaceros que tuvieron lugar en octubre de 2019 (temporal Dana) y en enero de 2020 (temporal Gloria).

La Agencia, más allá del conjunto de actuaciones de emergencia que llevó a cabo en 2020 para reponer motes y cauces en su estado previo, adquirió el compromiso con el territorio de analizar y proponer actuaciones de mejora de la capacidad hidráulica global de toda la cuenca, ligadas en este caso a una mejora de la calidad del ecosistema fluvial. 

 

Actuaciones en torno a cuatro ejes

Las medidas previstas que se han presentado se quieren llevar a cabo en los municipios de Blanes, Malgrat de Mar y Palafolls y, según ha dicho el director de la ACA en el encuentro, “una vez presentado el plan se prevé un plazo de dos meses para abordar las medidas con los diversos implicados y así poder tomar una decisión”.

La primera de las actuaciones presentadas consiste en la reordenación de las motas en el tramo final del río Tordera, dentro de los términos municipales de Malgrat de Mar y Blanes, una actuación que prevé la ampliación del cauce en cerca de 8 hectáreas al margen derecho y de 9 hectáreas a la izquierda, con la eliminación de las motas actuales y la ejecución de nuevas motas de 2 metros de altura y de 3 metros de ancho más integradas en el entorno, así como la reposición de los servicios afectados (caminos y servicios).

Además de esta propuesta, también se han presentado algunas alternativas de la misma, diferenciándose entre sí en función de la anchura total del nuevo cauce previsto. Las diferentes alternativas permiten una mejora del comportamiento hidráulico del río, así como una mejora significativa de la integración del encauzamiento en el ecosistema deltaico.

La segunda de las medidas previstas se haría íntegramente en el término municipal de Palafolls y propone el recrecimiento de la mota del margen derecho un metro respecto a la cota actual, concretamente entre el puente de la carretera B-682 y el puente del ferrocarril, para evitar el desbordamiento del río en esta zona por el margen izquierdo

En cuanto a la tercera medida, está prevista en la zona del Rec Viver, donde se propone la ampliación del cauce unos 10 metros de ancho máximo en un tramo de 2 kilómetros. Esta medida permite no sólo un mejor drenaje del hemidelta sur, sino también un mejor drenaje de todo el caudal proveniente de tramos superiores que no discurre por el lecho central del río.

Por último, es importante destacar que todas estas actuaciones se realizan de forma integrada en el ámbito donde se prevé ampliar la desalinizadora de la Tordera, que se situará en una cota suficiente con el objetivo de evitar posibles afectaciones a esta infraestructura, de de acuerdo con lo que se establece su proyecto básico.

Con estas actuaciones, y en caso de producirse avenidas en un período retorno de 100 años, los daños podrían reducirse en un tercio respecto a los actuales

 

Otros proyectos en la cuenca de la Tordera

Además de estas actuaciones, la ACA ha expuesto que de forma complementaria prevé destinar en los próximos años 3,1 millones en actuaciones de restauración fluvial en el conjunto de la cuenca, en ámbitos como las rieras de Arbúcies y la Pineda (actuaciones que están en curso), la Tordera en Hostalric y Fogars de la Selva y, finalmente, en la zona de la confluencia entre la riera de Santa Coloma y el río Tordera, dentro de los términos municipales de Fogars y Maçanet de la Selva .

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA