La economía circular: una oportunidad para Euskadi

Jesús Losada, Director general de la sociedad pública Ihobe (Gobierno vasco)


917

16/10/2018
Fuente:

Por: Jesús Losada, Director general de la sociedad pública Ihobe (Gobierno vasco)


 

El mundo está cambiando a un ritmo que las generaciones precedentes nunca habrían imaginado. El avance tecnológico está difuminando las fronteras entre el mundo físico, biológico y digital. Esta realidad es lo que se viene denominando como cuarta revolución industrial  y a diferencia de las anteriores, ésta avanza con una velocidad sin precedentes.  

En los últimos cien años se ha duplicado el consumo mundial per cápita de materiales y se ha triplicado el de energía primaria. Frente a esta realidad, la economía circular supone un cambio de paradigma en el modo de utilizar los recursos naturales y de relacionarnos con el medio ambiente. En un modelo circular el valor de los productos y materiales se mantienen en el mercado durante el mayor tiempo posible, pasando del “extraer, producir, usar y tirar”, al “reducir, reutilizar y reciclar”.

Según datos de la Comisión Europea, se estima que mediante la aplicación del ecodiseño, la reutilización de materiales y otras medidas similares, la economía circular podría aportar a las empresas europeas un ahorro neto de 600.000 millones de euros,  lo que representa un 8% de su volumen de negocios anual.

En el caso de Euskadi, la transición hacia una economía más circular también ofrece grandes oportunidades ya que el sector industrial consume 21 millones de toneladas de materias primas al año, de las cuales un 77% son importadas. Además este sector genera el 72% de los residuos, de los cuales un 42% acaban en vertedero. 

Euskadi ha sido la primera región en Europa en calcular sus indicadores en materia de economía circular. Además ha elaborado un diagnóstico que ha mostrado los avances y las carencias en materia circular con que cuenta el sistema productivo del País Vasco. Ambos informes están sirviendo de base para la redacción de la Estrategia de Economía Circular de Euskadi que se espera aprobar antes de que finalice el año 2018.

El diagnóstico ha revelado que la industria vasca ahorraría un 6% en el consumo de materias primas con la implantación de prácticas de economía circular, lo que se traduciría en unos ahorros de costes de 2.000 millones de euros. 

En este contexto, la clave para implementar con éxito una estrategia de economía circular, pasa por la colaboración público-privada. El acompañamiento a las empresas en el tránsito hacia la economía circular por parte de la administración pública se convierte en la garantía del éxito.  

El Gobierno Vasco así lo está haciendo. Desde hace más de tres décadas la administración pública vasca trabaja de forma colaborativa con los distintos agentes económicos y sociales en la implementación de los sucesivos programas ambientales, lo que nos ha permitido alcanzar los niveles de excelencia ambiental de los que disfrutamos en la actualidad. Entre los años 2000 y 2015 se ha reducido un 6% el consumo interior de energía; se ha reducido un 27% la emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEIs); un 25% el consumo doméstico de materiales; un 37% las partículas PM10 en la atmósfera; y un 56% los residuos sólidos urbanos que mandamos al vertedero. 

En el caso de Euskadi, el acompañamiento a las empresas por parte de la administración se traduce en la creación de instrumentos públicos de apoyo como el Listado Vasco de Tecnologías Limpias con beneficios fiscales; elaboración de guías técnicas; jornadas de formación o  la aprobación reciente de un paquete de ayudas por importe de 100.000 euros para apoyar el diseño excelente de proyectos de ecoinnovación. En 2017, una veintena de proyectos recibieron medio millón de euros para impulsar iniciativas en el ámbito de la remanufactura y la reparación avanzada; la recuperación de plásticos, composites y caucho, y el reciclaje de metal.

Euskadi ha acumulado en los últimos años, un alto conocimiento de soluciones innovadoras, en economía circular. Las empresas están avanzando en la aplicación de estrategias e innovaciones de economía circular a sus realidades particulares. En la actualidad más de 150 empresas industriales de Euskadi están aplicando prácticas o modelos circulares (ecodiseño, servitización, remanufactura, análisis de ciclo de vida, declaraciones ambientales, etc.). Las experiencias llevadas a cabo en materia de economía circular por las empresas vascas han supuesto resultados tangibles e inmediatos. El 60% de las empresas que trabajan en clave de economía circular señalan que es primordial introducir estos criterios en su negocio o producto para aumentar la productividad de sus procesos; reducir el consumo de energía; ahorrar materiales; crecer en ventas, diferenciarse en mercados internacionales; abrir nuevos mercados; o mejorar su imagen.

A día de hoy, la economía circular en el País Vasco representa el 1,12% del Producto Interior Bruto con unos ingresos anuales de 764 millones de euros. Desde un punto de vista del empleo, 18.463 empleos del País Vasco están relacionados con actividades de la economía circular, lo que representa el 2,08% del total del empleo de la comunidad autónoma, situando a Euskadi por encima de la tasa de España  (2%) y de Alemania (1,71%).


Artículo publicado en número 208 Julio/Agosto 2018 de RETEMA

Tags: IHOBE.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.