La integración circular y el sector medioambiental

Se intensifica la búsqueda de modelos productivos más sostenibles y el cierre del círculo en la cadena de valor


589

Tradicionalmente, excepto en los extremos inicial y final de la cadena de producción: sectores relacionados con la producción de materias primas (metales, derivados del petróleo, etc.) o sectores relacionados con la comercialización final y llegada del producto al cliente, los casos de integración vertical (fases intermedias de la cadena de valor) han sido los menos frecuentes en el ámbito de las transacciones corporativas. Transacciones que persiguen la formación de conglomerados, y de portfolios de Grupos de Capital Privado se unían a las transacciones de “compra de competidores” dentro de un mismo sector (integración horizontal), como los casos más habituales en las integraciones de empresas. 

Las integraciones verticales, por su parte, han tenido lugar sobre todo entre empresas que ocupan estadios casi solapados de la cadena de valor en la producción, sin que hayan sido frecuentes grandes saltos hacia delante (forward integration), con la compra de empresas de fases más avanzadas de la cadena, o hacia atrás (backward integration), con la compra de proveedores de productos semi-terminados, componentes o materias primas.

En el ámbito de las industrias que generan un alto impacto en el medioambiente, ya sea por tendencias de consumo que fomentan la sustitución inmediata de los artículos por otros más modernos y a la moda, como por hábitos de producción, como el empleo de envases de un solo uso, se está intensificando un nuevo tipo de integraciones verticales: las que permiten la llegada al origen de la materia prima y el cierre del círculo entre la fase de producción y la posterior al consumo con la gestión de productos y envases desechados. En este análisis, llamamos a estas transacciones, “integración circular” (lo distinguimos del término economía circular, que incluye en general los modelos de negocio de suministro circular de energías, prolongación de vida útil de los productos mediante reparación y reventa, plataformas de uso compartido de recursos, etc.). 

Un análisis de las transacciones acontecidas en el sector medioambiental y relativas a materias de valor poco significativo (excluimos de nuestro estudio el sector del reciclaje de metales, donde los esfuerzos de recuperación tienen lugar de manera económica desde hace siglos) pone de relieve el nuevo auge que están teniendo las transacciones de integración vertical y circular.

El tratamiento, valorización y reciclaje de materias primas, son ámbitos que empiezan a salirse del foco único de grupos del sector medioambiental y comienzan a ser objetivos de grupos industriales y fabricantes de los más diversos ámbitos: papel, granza, envases, aceites y lubricantes, materiales de construcción, residuos animales y orgánicos o cauchos, ven un resurgir cada vez más controlado de la mano de sus fabricantes, que se apuntan a la circularidad y cambian sus modelos de negocio para incrementar la sostenibilidad y la calidad de las materias primas recicladas.

Las transacciones analizadas comprenden las que se han cerrado en el ámbito de la Unión Europea en los años 2017 a 2020.

Hemos dividido las transacciones por la tipología del comprador:

  • Empresas de Medioambiente son las que ya tenían entre sus actividades el tratamiento y valorización de residuos

  • Private Equity son los grupos de capital privado e inversores financieros de distinta índole.

  • Industriales Circulares englobarían a los compradores que integran una nueva fase del proceso de producción, tratando de cerrar el círculo de sus materias y los residuos generados. Incluímos también aquí transacciones verticales realizadas por grupos mixtos, que persiguen el desarrollo de productos y materias primas recicladas, pero tienen ya un peso muy fuerte en el ámbito de gestión de residuos: como Reconomy, Faerch, etc.

Energéticos, serían los grupos dedicados a la producción de energía, que adquieren plantas de cogeneración, gasificación, y otras modalidades del llamado “waste to energy”. También incluimos en esta categoría grupos del sector de derivados del petróleo que entran en la producción de plásticos reciclados.  

Salta a la vista la cada vez mayor incidencia de transacciones de integración circular: grupos de diversos ámbitos que intensifican la sostenibilidad y ecología de sus cadenas de producción. Más adelante, comentaremos las transacciones más llamativas y otros casos de estudio.

Por otra parte, destaca una significativa y creciente proporción de transacciones crossborder en el total de transacciones analizadas para estos años, equivalente, ya en 2020 a un 37% del total, si bien, se trata de un porcentaje por debajo de la media de deals crossborder (en todos los sectores) acontecidos en Europa si se tiene en cuenta el total en esos 4 años (14.665/28.673), equivalente al 50%. 

Hay que destacar que, de los 58 deals crossborder analizados en el sector medioambiental, tan sólo 4 tienen un comprador no europeo. Se trata de los deals protagonizados por:


 

  • Proampac LLC, de USA, fabricante de packaging (liners, films, laminates, labels, paper, wraps, pouches, bags, etc.) con la compra de Rapid Action Packaging Ltd. fabricante de packaging de papel y cartón para alimentos listos para comer y food service.

  • Darling Ingredients Inc, de USA, en el sector de aprovechamiento de residuos animales de mataderos, con la compra de la belga Lipa Family, en el mismo sector, y en el de aprovechamiento de aceites usados y residuos orgánicos de alimentación.

  • Indorama Ventures, fabricante tailandés de fibras, con la compra de Polowat, la filial polaca de reciclaje de PET del grupo italiano Peruzzo Industries.

  • Cycle Link Holdings, recicladora de papel, plástico y scrap de Hong Kong, con la compra de la holandesa Waste Paper Trade C.V., también en reciclaje de papel y plástico.

Materias Recicladas

De las 177 transacciones analizadas en estos 4 años que tienen que ver con procesadores de residuos y fabricantes de materias recicladas, los materiales más frecuentes son los siguientes:

De las 177 transacciones cuyo target está relacionado con la gestión de residuos, la mayor parte son compañías que se dedican al tratamiento de residuos de tipo variado, generalmente municipal y doméstico, constituyendo el 34% de las transacciones. Residuos plásticos son la siguiente categoría, con un 19%.

 

Transacciones Circulares

Si analizamos las transacciones donde el comprador ha sido un grupo industrial no relacionado exclusivamente con el sector de medioambiente (deals de integración circular), destaca el plástico como la principal categoría, con un 44% de las transacciones (y casi la mitad de todas las transacciones de plástico que se han producido en los 4 años analizados).

Residuos Plásticos

Dentro de esta categoría, los compradores más comunes (7 de los 14 deals analizados) son fabricantes de plástico como Infinex, Mitshubishi Chemicals, Ravago, Sirmax, Borealis, LyondellBasell o Albis Plastic. Este tipo de empresas se mueven un nivel hacia atrás en la cadena de valor, acercándose a la materia prima reciclada que llevan sus granzas, se trata de la típica integración vertical, pero en pro de un material reciclado.

En segundo lugar, y confirmando esta nueva tendencia de la integración circular, destacan fabricantes de envases plásticos como Alpla, RPC y Faerch Plast (3 de los 14 deals analizados). Con estas transacciones, estos grupos, fabricantes del producto final (envase plástico), cierran completamente el círculo, recuperando la materia prima de sus envases. En muchas de estas transacciones se busca controlar el origen del producto reciclado y así, controlar la calidad de esta materia prima. 

En tercer lugar, aparecen refinerías y fabricantes de producto petroquímico, que distribuyen la materia prima virgen para fabricar la granza. Es el caso de las transacciones protagonizadas por Total S.A. con la compra de Synova, productor de 20.000 toneladas de polipropileno (reciclado) al año, o de la húngara MOL Hungarian Oil and Gas PLC, con la compra del fabricante alemán de termoplásticos reciclados Aurora Kunstoffe, con capacidad anual de 15.000 toneladas. En este caso, se produce una integración circular de 360 grados hacia delante. Son transacciones que representan el gran compromiso que las grandes firmas energéticas quieren efectuar con la reciclabilidad de sus materias y forman parte de sus nuevas políticas de responsabilidad social y compromiso con el medioambiente.

La transacción de compra de las actividades de reciclado de PET de Signode en Suiza por parte del fabricante de preformas de PET, Resilux NV, constituye un cuarto ejemplo de integración circular, en este caso con varios escalones hacia atrás. Se trata de un deal crossborder y de la primera entrada de este grupo en la actividad del reciclaje de PET.

Por último, las dos transacciones restantes marcan ejemplos verdaderamente singulares de integración circular:

  • La compra en 2020 del reciclador de PET polaco Polowat, filial de Industrie Maurizio Peruzzo, con capacidad anual de 37.000 toneladas, por parte de la tailandesa Indorama Ventures, fabricante de fibras sintéticas (polietileno, poliéster) y de lana.

  • La compra en 2018 del reciclador inglés de PVC Ecoplas Ltd. por parte del también inglés fabricante de perfiles plásticos para ventanas y puertas Eurocell PLC, transacción que le facilita a la target suministro de residuos plásticos, y asegura al comprador una fuente ecológica de materias primas, con las 7.000 toneladas de capacidad de Ecoplas.   

 

Residuos y aceites industriales

En esta categoría hemos contabilizado 5 transacciones de “integración circular”. Además de estos, existen otras transacciones, con compradores que hemos clasificado como grupos medioambientales, pero que están especializados en el segmento de reciclaje de aceites industriales, como es el caso de Slicker Recycling (reciclaje de aceites en garajes, 2 deals) o del grupo francés Chimirec (1 deal).  

En integración circular hemos considerado las siguientes transacciones:

  • Itelyum Regeneration, fabricante italiano de aceites y lubricantes, antes llamado Viscolube, ha protagonizado las compras de Fer.Ol.Met SpA, de Italia, en noviembre de 2020, de Intereco Servizi Srl, de Italia, en julio de 2020, y de Bitolea s.r.l. (ahora llamada Itelyum Purification) en julio de 2017. Las tres transacciones se han producido con posterioridad a la entrada del fondo Stirling Square Capital Partners LLP en el capital de Itelyum. La compra de Bitolea representaba más de 100M€ de facturación y constituyó una fuerte puja frente a grupos como Tradebe o Seche Environnement.

  • Thommen-Furler AG, fabricante suizo de químicos y lubricantes, ya con actividad de reciclaje de residuos industriales peligrosos, compró en noviembre de 2019 la suiza K+S Entsorgung AG, de reciclaje de residuos industriales.

  • Avista Oil AG compró en abril de 2018, el 49% de AVOS (Avista Oil Services) en UK, tras haber comprado la mayoría de sus acciones en 2014. Se trataba también de una compañía de recolección y reciclaje de aceite, comprada a Waste Services Group Ltd.

 

Otros residuos de separación habitual: textiles, cristal, papel y otros

Otros sectores donde es común la separación de los artículos usados, gastados o estropeados, están siendo también objeto de transacciones corporativas donde los fabricantes se aseguran la fuente de materia prima reciclada. Destacan las siguientes transacciones.

En el sector textil:

  • La compra por el holding de JMP Wilcox y Bag it Up Limited, llamado Textile Recycling International, de las inglesas Cookstown Textile Recyclers y Nathan Wastesavers Ltd, en octubre de 2018.

  • La compra por William Barnet & Son, fabricante y reciclador de fibras especializado en polímeros y fibras “non first grade”, a través de su filial alemana, de la inglesa The Davy Group Limited, firma de venta y procesado de fibras e hilados textiles.

  • La compra por Ingka Holding, holding que controla las tiendas de IKEA, del reciclador de colchones holandés RetourMatras B.V., transacción que prueba el alto compromiso del grupo sueco con la circularidad de sus muebles. 

En otros residuos de envases no plásticos:

  • La compra por Radeberger Gruppe, fabricante y mayorista de cervezas, del reciclador de botellas y contenedores de vidrio alemán H. Leiter GmbH, en junio de 2018.

  •  La compra por Macfarlane Group, fabricante de envases de distintos materiales, de las también inglesas Greenwoods Stock Boxes, fabricante y distribuidor de cajas de cartón y Nottingham Recycling, gestora de residuos de cartón, papel, polietileno y poliestireno en septiembre de 2017.

En el sector de papel y cartón, además de esta última transacción estarían:

  • La compra por la rusa Prinzhorn Holding, fabricante de papel y envases, del 50% de la rusa de reciclaje de papel y cartón SFT Group, en abril de 2019

  • La compra por parte de Smurfit Kappa, de las holandesas Parenco BV y Reparco Nederland BV, en la recuperación y fabricación de papel, una transacción de 460M€ de valor de empresa, que tuvo lugar en mayo de 2018. 

  • La compra por la suiza CPH Chemie + Papier Holding AG de la también suiza Papierfabrik Utzenstorf AG, fabricante de papel reciclado para impresión de periódicos, en julio de 2017.

Este extraordinario movimiento en dirección hacia la circularidad, por parte de fabricantes de materias primas y productos terminados, es en parte motivado por la estrategia y plan de acción de la Unión Europa hacia la Economía Circular, publicado en años recientes y con unos ambiciosos objetivos de reciclaje de residuos de envases, y otros recogidos de forma separada, donde se impide (prohíbe) su llegada a vertederos. Los incentivos económicos a la implantación de esquemas de reciclaje y la promoción del producto reciclado, han puesto los motores a funcionar, y el M&A, de nuevo ha sido determinante para la internalización y especialización de estos grupos fabricantes en el reciclaje.

El fuerte control y supervisión de esta (nueva) fuente de materias primas por parte de los fabricantes que se consigue con la integración circular, seguirá dando lugar a materias recicladas de muy alta calidad. Por el bien del planeta, esperamos que esta tendencia se siga intensificando y que toque mucho más a España.


Livingstone es una firma independiente internacional de asesoramiento en fusiones y adquisiciones y deuda con sólida experiencia en el segmento de medianas empresas (10-100M€ de valor).  Con oficinas en Beijing, Chicago, Düsseldorf, Londres, Los Ángeles, Madrid, Valencia y  Estocolmo, tiene una infraestructura internacional integrada que le otorga un alcance global y acceso a compañías estratégicas de prácticamente todo el mundo. En sector de servicios medioambientales es una de las áreas de especialización de su equipo sectorial de “Servicios”, donde internacionalmente han cerrado transacciones de compra y venta en el sector de soluciones circulares, limpiezas y reciclaje industrial, gestión de residuos o reciclaje, con grupos de la talla de Veolia, Reconomy, European Metal Recycling o Urbaser.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA