La misión de un hombre para una mejor industria de recuperación de recursos a nivel global

Ejvind Pedersen es una figura prominente en la industria global. Provee recursos al sector de la automoción convirtiendo escorias de incineración (IBA) en fracciones de metal puro que alcanzan la calidad de la materia prima


513


El padre de Ejvind se mudó a África en los años sesenta, una decisión que convirtió a Ejvind Pedersen, asegura, en lo que hoy es. Le enseñó a asumir riesgos, a abandonar un entorno seguro como Dinamarca y buscar oportunidades y nuevas experiencias por todo el mundo. Al terminar la escuela y de vuelta en Copenhague ingresó en una empresa del sector de las materias primas que tenía plantas en Sudamérica. Tras algunos años en Venezuela, Bolivia, Colombia y Perú trabajando como director técnico de seis plantas (y haber construido dos fundiciones para fundir latas de aluminio), volvió a Dinamarca con su familia para que sus hijos recibieran formación.

Los errores como aprendizaje, las ideas y una visión, como motivación

El joven Ejvind Pedersen volvió disgustado con lo que vio a las industrias sudamericanas hacer con el medio ambiente y las personas. A la vista de ello, decidió encontrar una solución tecnológicamente avanzada para recuperar mejor los recursos. Hizo hincapié en el procesamiento y reusabilidad del metal con el objetivo de reducir la huella de carbono y el impacto de los residuos peligrosos.

En 1989, Ejvind construyó una planta para fundir latas en Dinamarca que supuso una inversión de ocho millones de euros. Con la caída del muro de Berlín, el exceso de existencias de metal barato en el mercado lo llevó a la bancarrota en tres años. «Lo perdí todo», recuerda.

En 2002 empezó desde cero y continuó levantando la empresa Scanmetals tal y como la conocemos en la actualidad. «Sue y yo (su primera empleada, que todavía trabaja en la empresa), empezamos triando a mano metales no ferrosos en material limpio para que adquiriesen mayor valor». Finalmente, confiando en sus ideas el emprendedor volvió a tener éxito. Aunque la crisis financiera del 2008 también afectó a la compañía, esta vez su persistencia y determinación lo hicieron seguir adelante. «STEINERT estuvo a mi lado para ayudar cuando necesitaba una solución y me alquilaron una máquina clasificadora de rayos X (XRT) para producir productos de aluminio limpios», explica Ejvind. Aquí comenzó la independencia financiera que, más adelante, le brindaría la oportunidad de expandir su idea por Europa. Hoy, gracias al éxito de Ejvind, existen muchas plantas de separación diferentes para refinar escorias de incineración en materias primas.

El negocio actual gira en torno a los metales no férricos finos

Ejvind asegura que, hace seis años, nadie creía en el potencial de las pequeñas partículas existentes en las escorias de incineración. «Producimos cuatro camiones de aluminio todos los días», asegura. «Cabe pensar que la industria hambrienta de recursos lo recibirá con los brazos abiertos». Un dato importante es que estas industrias ya no necesitan abastecerse de la extracción minera primaria. Esto significa que pueden mejorar su balance de sostenibilidad utilizando materias primas secundarias de alta calidad.

La mayor incineradora de Copenhague produce cerca de 240 000 toneladas de escorias al año. «Aproximadamente el 20 % de los residuos que entran en una incineradora se convierte en escorias de incineración. El 2 % de esta escoria es metal, con piezas de entre 1 y 100 mm».

En la incineradora, la separación por corrientes de Foucault puede elevar el valor de la escoria desde el 2 % hasta el 50 o el 60 %. El precio de venta en el mercado de esta escoria tratada de 50 o 60 % ronda los 1000 euros por tonelada. «Esto significa que pagamos 2000 euros por una tonelada de metales. De ahí que esas pequeñas piezas sean tan importantes para mí».

Economía Circular con la precisa tecnología de separación y clasificación de STEINERT

Ejvind se ha concentrado en el aluminio y en los metales de mayor calidad adquiridos en fundiciones secundarias. Invierte en tecnologías para eliminar y reducir los metales pesados y las aleaciones de aluminio. El proceso comienza con un separador de metales no férricos para recuperar zorba (fracciones no férricas) de las escorias de incineración, seguido, en el siguiente paso, por un sistema de clasificación por sensores de inducción que extrae acero inoxidable.

El STEINERT XSS T (transmisión de rayos X) produce aluminio de alta pureza separando metales pesados y aleaciones de aluminio. El separador detecta con tal precisión que la calidad del producto alcanza el 99,9 % de pureza de aluminio.

El STEINERT KSS FLI XF (fluorescencia de rayos X) es una avanzada solución para separar metales pesados en cobre, latón, zinc y metales preciosos. Con él se han obtenido productos de metales pesados con una pureza superior al 97 %.

Esto permite a los clientes, como fundiciones de aluminio, fabricar latas para bebidas de este tipo de aluminio 100 % a base de materiales de Scanmetals. Ahora sí, el ciclo se cierra de verdad. En la producción de latas de bebidas, los productores tienen que utilizar aluminio nuevo puro procedente de minas. Los clientes de Ejvind están tan satisfechos con la calidad de los recursos recuperados por Scanmetals que ya no necesitan comprar aluminio a las minas (aluminio primario). Se trata de una situación en la que todos ganan, pues el comprador también puede mejorar sus calificaciones relativas a la sostenibilidad. Tampoco hay que olvidar que el aluminio recuperado se puede reciclar hasta 10 veces sin perder su calidad.

En Scanmetals están tranquilos al saber que pueden obtener todas sus soluciones magnéticas y de separación mediante sensores de un solo partner. Aquí se incluyen separadores de metales no férricos, separación por inducción, XRT y XRF, que, en términos generales, simplifican el trabajo y permiten invertir más tiempo productivo en nuevas ideas de recuperación.

«Por usar una analogía», explica Ejvind, «no hay duda de que los coches alemanes son los mejores del mundo. Es un hecho», sentencia. «Así es como clasificaría a STEINERT: tan eficiente como un Audi alemán, tan fiable como un Volkswagen alemán. Toda mi gente de producción confía en ellos. Las máquinas son fáciles de manejar y todos los componentes técnicos son fáciles de entender y usar».

Scanmetals debe el éxito a su consecuente orientación al mercado y a la demanda

Tan determinante como la calidad del material es que los recursos se suministren «justo a tiempo». Así, una maquinaria fiable es un factor crucial para el éxito en la recuperación de material. Cuando la empresa suministra aluminio a fundiciones (que a su vez suministran a casas como BMW «justo a tiempo»), las entregas de Scanmetals también deben ser puntuales. Ejvind Pedersen ha diseñado su negocio a medida de las necesidades de sus clientes y las demandas del mercado.

Las paradas representan una situación crítica. «Si nos retrasamos, optarán por otro proveedor. Pero tenemos muy pocos tiempos de inactividad», admite Ejvind. «El departamento de servicio de STEINERT está altamente formado y nos ayuda de manera inmediata».

Ganador del prestigioso Premio Emprendedor del Año 2018 de EY

En el marco de la ceremonia del galardón, Ernst & Young otorgó a Ejvind Pedersen el premio de Innovación. Vio reconocida su contribución al sector mediante unas impresionantes cuotas de crecimiento, un impulso innovador y su compromiso social.

Cuando le tocó dar el discurso, Ejvind no dejó pasar la oportunidad. Preguntó si alguien estaría dispuesto a invertir en su idea, para extenderla por el mundo creando puestos de trabajo que ahorran recursos. «He aprendido de mis errores. He construido un negocio que es sólido y una idea que tiene mucho futuro. Siempre he tenido retos, siempre tuve la posibilidad y ha salido bien. Todo ello me ha dado confianza».

Cuando le preguntan por qué es especial el premio, responde «porque veo mi trabajo reconocido. Siento que he logrado algo en la vida. Vieron las ideas que tengo y que las puedo convertir en realidad. El premio también significa ser un emprendedor».

Una semana después del premio, Ejvind lo volvió a hacer. Recibió una llamada de la familia de Lego comunicándole que estaban a bordo. Confían en su idea y tienen previsto invertir en la expansión de sus próximos proyectos europeos, de manera que el material pueda permanecer en el ciclo.

A lo largo de su vida, Ejvind también ha conseguido aprender siete idiomas diferentes, y es muy cosmopolita y culto. Estos desafíos, atributos y logros contribuyen a la excepcional persona que es hoy. STEINERT se quita el sombrero ante este triunfante emprendedor y se enorgullece de poder ayudarle en la cristalización de sus ideas en el futuro.

En último lugar, pero no por ello menos importante: Scanmetals es capaz de construir y poner en marcha una planta en el plazo de un año tras obtener los permisos medioambientales. La nueva planta la gestionan ellos, en el marco de empresas mixtas o cooperaciones.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.