La primera planta de compostaje de materia orgánica de Mallorca es declarada proyecto estratégico

De esta forma, la Dirección Insular de Residuos puede ejecutar la construcción de infraestructuras de gestión y tratamiento de residuos de Mallorca y acortar a dos años el plazo para poner en marcha la planta de compostaje


397

El Gobierno de las Islas Baleares ha declarado la nueva planta de compostaje de materia orgánica del Consejo de Mallorca, proyecto estratégico de la comunidad autónoma. El anuncio, que se ha realizado hoy en el Consejo de Gobierno, recoge la necesidad de construir una planta prevista en el Plan Director Sectorial de Residuos No Peligrosos de Mallorca, para el tratamiento de bioresiduos procedentes de la recogida selectiva para valorizarla materialmente y obtener un compuesto de alta calidad apto para agricultura y horticultura.

Esta decisión llega poco después de la firma del manifiesto «Cierra el círculo»: el plan estratégico para transformar la materia orgánica de la isla en compuesto en el que la presidenta del Consejo de Mallorca, Catalina Cladera, y la vicepresidenta y consejera de Sostenibilidad y Medio Ambiente, Aurora Ribot, recibieron el apoyo de dieciséis entidades.

La presidenta, Catalina Cladera, ha expresado que «confíamos que sería así y estamos muy satisfechos de que el Govern haya reconocido el carácter estratégico del proyecto "Cierra el círculo", porque eso nos permitirá acelerar la transición hacia la Mallorca sostenible que queremos y convertir en compuesto ecológico el cien por cien de la materia orgánica generada en la isla».

Por su parte, la vicepresidenta del Consejo de Mallorca y consejera de Sostenibilidad y Medio Ambiente, Aurora Ribot, ha indicado que «es una gran noticia la reacción rápida del Gobierno de las Islas Baleares, con la declaración estratégica la construcción de la planta en Llucmajor y con el hecho de escuchar todas las asociaciones que el viernes presentaron el proyecto "Cerra el Cercle". Hay que recordar que es sólo la primera planta y esperamos que en un futuro próximo el resto de plantas se vayan incorporando».

 

200 millones de euros

El Pleno del Consell de Mallorca declaró de interés general la obra pública de construcción de la planta de compostaje en Llucmajor. De esta forma, la Dirección Insular de Residuos puede ejecutar la construcción de infraestructuras de gestión y tratamiento de residuos de Mallorca y acortar a dos años el plazo para poner en marcha la planta de compostaje.

Valorado en cerca de 200 millones de euros, el proyecto «Cierra el círculo», que se presentará a los fondos europeos Next Generation, tiene relación directa con diversos objetivos de desarrollo sostenible (ODS) y prevé la construcción de cinco plantas de tratamiento de materia orgánica que se ubicarán en Llucmajor, Marratxí, Santa Margalida, Calvià y Felanitx.

Las dieciséis entidades que el pasado viernes mostraron su apoyo explícito y se adhirieron al manifiesto «Cierra el círculo» son: Asociación del Pequeño y Medio Comercio de Mallorca (PIMECO), Federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (PIMEM), Federación de Entidades Locales de las Islas Baleares (FELIB), Unión de Labradores de Mallorca, Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA), Amigos de la Tierra, Asociación de Productores y Productoras de Agricultura Ecológica de Mallorca (APAEMA), Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA-AIA), Cooperativas Agroalimentarias de las Islas Baleares, Agromart Balear, Terranostra, Mercado Social, Federación de Mercados Permanentes de Mallorca, Somos Labradores (Agroilla, AgroMallorca, Terracor y Es Merca), Fundación Deixalles y Rezero.

 

Manifiesto «Cierra el círculo»

«Cierra el círculo» supondrá, por tanto, un paso adelante en muchos sentidos:

  1. Haremos más fuerte el sector primario mallorquín, aumentaremos la resiliencia y disminuiremos la dependencia de las importaciones gracias a que se ofrecerá compuesto a precio público.
  2. Se reducirán emisiones asociadas a la importación de compost. Aproximadamente 8.395,92 toneladas de CO? emitidas al año.
  3. Se abaratarán costes para los ayuntamientos gracias a la distribución territorial de las plantas, dado que hoy toda la orgánica debe llevarse hasta Son Reus y se reducirán también las emisiones asociadas a estos trayectos.
  4. Cerraremos el círculo de la materia orgánica en Mallorca; dejaremos de incinerar materia orgánica y aumentaremos nuestra soberanía alimentaria.

 

La primera planta de compostaje

Llucmajor es uno de los municipios en los que más residuos orgánicos se generan de toda Mallorca. Es una de las zonas en las que más recogida potencial de esta materia se prevé en los próximos años. Según los datos del servicio público de tratamiento de residuos, el municipio de Llucmajor recogió en 2021 más de 1.400 toneladas de fracción orgánica.

Entre las ventajas que supone el proyecto de la nueva planta de compostaje de Llucmajor, la consellera ha destacado que “mejorará de forma significativa la sostenibilidad de Llucmajor y de los municipios de alrededor y supondrá un gran ahorro económico en los servicios de recogidas municipales, además ayudar medioambientalmente para la reducción de emisiones en el transporte de los bioresiduos».

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA