La recogida selectiva aumenta en las comarcas centrales de Cataluña más de un 13%

Este buen resultado se explica por el cambio a modelos individualizados de recogida selectiva que se adoptaron en 2018


451

28/10/2019

El director de la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC), Josep Maria Tost, ha presentado este viernes en Manresa el balance de la gestión de los residuos municipales del año 2018 del ámbito de las comarcas centrales, que abarca el Anoia, Bages, Berguedà, el Moianès, Osona y el Solsonès. Según este balance, el año pasado se generaron en las comarcas centrales de Cataluña 253.218 toneladas de residuos municipales, casi un 4% más que el año anterior. La generación de residuos per cápita se situó en 1,33 kg/habitante/día, incrementándose también respecto del año 2017, cuando había sido 1,29 kg/hab./Día.

La comarca que genera más residuos per cápita es el Moianès, con 585,41 kg/hab./Año y, la que menos, Osona, con 444 kg/hab./Año. El Moianès había sido en 2017 la de mayor generación de residuos en esta área, con 567 kg/hab./Año. Dos de las seis comarcas de la Cataluña central, Anoia y el Moianès, tienen más generación de residuos que la media de Cataluña (523,36 kg/hab./Año). En valores absolutos, la comarca que genera más toneladas de residuos domésticos es el Bages (84.385 toneladas), si bien es la de mayor población de este ámbito.

 

Berguedà y Anoia, mejora notable

Según datos del último balance, la media de la recogida selectiva ha sido de un 49,24%, con un incremento de un 13,2% respecto al año 2017, cuando el índice de recogida selectiva fue un 35,27%, cerca del objetivo de reciclaje que ha establecido la Comisión Europea para el año 2020, que es un 50%.

Este buen resultado se explica por el cambio a modelos individualizados de recogida selectiva que se adoptaron en 2018 a municipios del Berguedà y Anoia, con recogida puerta a puerta o áreas cerradas de aportación de los residuos.

La mayor parte de los municipios del Anoia cambiaron de modelo de recogida selectiva en el año 2018. Fueron 22 localidades. En 11 se implantó la recogida puerta a puerta y, nos otras 11, áreas cerradas de aportación. Tanto en un caso como en el otro los municipios que han adoptado estos modelos han obtenido resultados de recogida muy elevados, muy por encima de la media de la comarca. El Anoia ha alcanzado un 39,32% de recogida selectiva, respecto al balance de 2018, casi 6 puntos más que en el año 2017 (33,48%).

En el Berguedà los cambios también han permitido mejorar la recogida selectiva. 12 municipios, entre los que, Berga, implantaron la recogida puerta a puerta en 2018, mientras que se instalaron áreas cerradas de aportación a las viviendas diseminadas de estos municipios y al resto de la comarca. Así la recogida selectiva en el Berguedà se ha situado en un 43,48%, y ha mejorado más de 10 puntos respecto al año 2017 (32,53%). Las áreas cerradas de aportación permiten también individualizar la recogida de la basura. Las personas usuarias identifican para acceder al área de aportación, y así se puede saber las acciones que llevan a cabo y premiarlas o penalizar en función de si separan la basura o no.

El director de la ARC ha querido poner en valor que "estos resultados espectaculares demuestran que hacerlo bien es posible. Acompañaremos a los municipios para que hagan planes para este salto de mejora en la recogida selectiva, que tiene que pasar para individualizar la gestión de los residuos ".

 

El Moianès, podio para la orgánica

Aparte, Osona es otro año la comarca que hace más recogida selectiva (61,66%) y mejora el resultado que obtuvo en el año 2017 (60,44%). La comarca que hace menos recogida selectiva es el Solsonès con un 39,17%. Manresa, núcleo más poblado de las comarcas centrales, obtiene un 43,31% de recogida selectiva, por encima de la media catalana (41,76%).

La comarca que recoge más fracción orgánica per cápita es el Moianès con 86,93% kg/hab./Año. La orgánica es clave para mejorar la recogida selectiva. Representa el 40% de la llamada "bolsa tipo", lo que se estima de la proporción de residuos domésticos que se generan en un hogar cualquiera.

Casi el 40% de los residuos municipales son fracción orgánica, la cual tiene un potencial de crecimiento notable. En 2018, la recogida selectiva de esta fracción de los residuos domésticos en esta demarcación se situó en las 32.260,35 toneladas, experimentando un crecimiento del 14,2% respecto a 2017, pero el potencial es muy superior. Los municipios, en la medida que aumenten la recogida de la orgánica, mejorarán sus índices totales de recogida selectiva. En los núcleos más poblados es donde un aumento de esta recogida puede influir más.  

En resumen, un aumento del número de toneladas de fracción orgánica recogidas selectivamente, la elaboración planes municipales para la recogida selectiva a los grandes productores, y el análisis del modelo para establecer mejoras o cambiarlo, son políticas municipales que se pueden llevar a cabo para mejorar. En este sentido, Tost ha recomendado que "los municipios hagan planes locales de gestión de los residuos municipales que determinen el sistema óptimo para mejorar ".

 

Ranking municipal

Puede consultar el detalle de la recogida de los residuos municipales del año 2018 para todas las comarcas y municipios al web de la Agencia de Residuos de Cataluña.

 

La futura ley de residuos

En paralelo a la presentación de los datos, la ARC ha celebrado la primera de las sesiones territoriales programadas para trabajar en el Anteproyecto de la nueva ley de residuos y de uso eficiente de los recursos, que debe permitir alinear las políticas que Cataluña tendrá que emprender en los próximos años con las establecidas por la Unión Europea en materia de economía circular y contribuir a la lucha contra el cambio climático.

Al mismo tiempo, la nueva legislación deberá suponer una revisión de las estrategias de prevención y gestión de todos los residuos, así como de los aspectos competenciales y de responsabilidad en materia de residuos y de recursos, a fin de integrar y coordinar estos ámbitos. Además, deberá servir para reforzar los instrumentos asociados a la gestión de residuos, como la fiscalidad y los mecanismos de responsabilidad ampliada del productor, y habilitar otros nuevos, en su caso: también, para ampliar las medidas de optimización administrativa y de transparencia en la gestión. Así, Tost ha concluido que "tenemos claro que la clave es la individualización de la tasa, sea con recogida puerta a puerta o contenedores cerrados".

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.