La Red de Calor de Soria abre una nueva fase en la capital con la expansión hacia El Calaverón

La red con biomasa de Soria culminará su capacidad de abastecimiento en comunidades de vecinos antiguas y en edificios de nueva construcción


669


La Red de Calor con Biomasa de Soria promovida por la empresa soriana Rebi comenzó a funcionar en enero de 2015 en el norte y centro de la capital. En el segundo semestre de 2018 las comunidades de la zona sur también empezaron a recibir el calor para su calefacción y servicio de agua caliente sanitaria procedente de la energía térmica que trasporta el agua a 90 grados centígrados de los tubos soterrados a lo largo de la capital.

La tercera fase alcanza el barrio del Calaverón, y los vecinos de las calles Juan Antonio Simón, calle Cortes y Venerable Caravantes podrán ver las obras en los próximos días para proceder a la canalización y conexión de los clientes que quieran adherirse al proyecto. “Es importante que quien quiera sumarse al proyecto soriano que ya estamos replicando con gran éxito en ciudades como Guadalajara o Aranda de Duero y que pronto haremos en Alcorcón, tiene que consensuar con la comunidad la conexión a la Red para que el picaje en su comunidad se produzca en verano”, explica el director comercial de Rebi, David Lafuente. La conexión a la Red de Calor no supone ningún sobrecoste ni derrama para los vecinos porque la pequeña obra en la sala de calderas corre a cargo de la empresa, mientras que el consumidor solo paga la energía térmica de biomasa que consume.

El segundo nuevo ramal de la Red trascurrirá por detrás del cuartel de la Guardia Civil, hacia calle Tarrasa, Duques de Ahumada y calle León. Al margen de los ramales nuevos, “el equipo comercial de la empresa estamos terminando de cerrar la conexión a la Red de aquellos clientes que decidieron esperar, o bien a que se les acabara el gasóleo que habían comprado para la nueva campaña de frío, o bien a conocer la experiencia de otros vecinos.”

Los sorianos que todavía quieran y estén a tiempo de aprovechar la oportunidad de conectarse, “pueden ponerse en contacto con su administrador, o su presidente, o venir a vernos directamente a nuestras oficinas de la calle Medinaceli. Ahora es muy buen momento, aún más cuando vemos que el gas ha subido en el primer trimestre de este año respecto al último trimestre de 2018 en un 5 por ciento más; y que también lo ha hecho el barril Brent en los primeros meses de 2019, iniciando de nuevo un ascenso notable”.

Lafuente anima a los sorianos a que conozcan la Red de Calor, “como un proyecto pionero en una capital de provincia alimentado solo con biomasa que, además de garantizar al menos un 10 por ciento de ahorro en las facturas de la comunidad en calefacción y agua caliente, ayuda a generar empleo en la provincia y por supuesto en el medio rural gracias a la extracción y trasformación de la biomasa que después trasportamos hasta la central para utilizarlo como combustible”.

La red de calor de Soria continúa innovando en tecnologías eficientes y respetuosas con el medio ambiente. Así, la construcción y puesta en marcha de un depósito de inercia de 5.000 metros cúbicos antes de la campaña de calefacción actual, permite garantizar un mayor confort a los clientes y aumentar la capacidad de generación y almacenamiento de energía. Este nuevo depósito, unido a las tres calderas de 7 megavatios, proporcionan la capacidad de generar 80 millones de kWh/año, “lo que sustituye cada año a más de 8 millones de litros de gasóleo y casi 1 millón de metros cúbicos de gas natural”. No solamente el ahorro económico es la principal motivación de los sorianos para conectarse a la Red, “sino que en estos cuatro años de funcionamiento, se ha extendido una mayor conciencia sobre el medio ambiente y la Red de Calor evita la emisión de más de 16.000 toneladas de CO2/año tal y como reconoció el ministerio de Medio Ambiente a la red soriana en los Proyectos Clima.

Incorporación de la Red de Calor en edificios de nueva construcción

La Red de Calor de Soria está llegando también a los edificios de viviendas de nueva construcción de la capital, como ya lo hizo en el Mercado Municipal. De esta manera, quien compre una vivienda en un bloque nuevo en la zona de actuación de la Red, verá reflejado en su contrato que incorporará Red de Calor con Biomasa; “la sala de calderas cuenta con una estación de intercambio de placas que hace el trasvase de la energía de los tubos de la calle al circuito del edificio, con un equipo de producción de calefacción  y otro de agua caliente. El consumo se mide de manera individualizada con un contador de kilovatios colocado en el rellano del portal y no es necesario que el habitáculo disponga de ningún otro equipo ni caldera”, puntualiza el director comercial de Soria, David Lafuente.

Más de 16.000 sorianos disfrutan del calor de la biomasa, bien en sus hogares bien a través de las decenas de edificios públicos adheridos; en total 8.000 viviendas cuyo abastecimiento se ha mejorado más si cabe con la última incorporación a la central térmica que es el depósito de inercia de 5.000 m3 que, junto con un doble sistema de rebombeo, consiguen llevar el calor a todos los puntos de la Red. La Red al completo contará con 30 kilómetros de longitud de doble tubería de acero preaislada, y la ejecución del proyecto se fija en el 85 por ciento de desarrollo de la zona estudiada. 

Tags: REBI.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.