La robótica aumenta el reciclaje de residuos sanitarios en la Comunidad Valenciana

La planta de La Vall d’Uixó en Castellón cuenta con un robot antropomorfo para la recuperación y reciclaje de cubos de plástico procedentes de sistema de salud de la Comunidad Valenciana


950

El robot antropomorfo que la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica que dirige Mireia Mollà en la Comunitat Valenciana, puso en marcha en periodo de pruebas a finales de 2020, está dando unos resultados muy positivos en pro de un sistema más sostenible y circular de gestión de este tipo de residuos, que históricamente, una vez esterilizados, se destinan a eliminación o incineración, siendo por tanto destruidos.

Así, el robot automático colocado por la Conselleria de Transición Ecológica en la planta de tratamiento del sistema valenciano de salud pública en de La Vall d’Uixó, Castellón, ha salvado ya de la destrucción algo más de 5550 cubos de plástico de contenerización de residuos sanitarios del sistema público valenciano de salud, procediéndose a su reintroducción de este material plástico para fabricar nuevos contenedores de plástico para el sistema valenciano de salud.

La instalación se ha realizado de la mano de la mercantil Cespa, concesionaria para el tratamiento de residuos sanitarios en la Comunitat Valenciana, en colaración también con la Conselleria de Salut Universal y Salut Pública del gobierno de la Comunitat.

Se trata de algo más de 2386 kilogramos de residuos plásticos que han podido reaprovecharse como recursos.

El robot antropomorfo automático, una vez esterilizados los residuos con vapor a alta temperatura mediante la técnica de autoclave, realiza el vaciado del continente del cubo, cortando la tapa, apartando el cubo de plástico una vez vaciado y esterilizado para su posterior reciclado.

En la operativa se están priorizando los cubos para residuos sanitarios de plástico de 5 litros y 10 litros, dado el incremento en el uso de este tipo de cubos por la campaña de vacunación del Covid-19.

La Consellera Mireia Mollà ha afirmado “En su momento, tras analizar la viabilidad de esta operación varios meses, decidimos ir más allá de lo que nunca se había ido, queriendo transformar una gestión histórica de pérdida de recursos en la gestión tradicional de residuos sanitarios en España, en un nuevo sistema de gestión basado en la Economía Circular y en el aprovechamiento de todos los materiales que fuera viable, con todas las medidas de seguridad laboral y ambiental. Pocos meses después de la puesta en marcha del proyecto, los primeros resultados avalan nuestra apuesta, poniendo a la Comunitat Valenciana a la vanguardia de la gestión de los recursos que contienen los residuos, también en este complejo flujo de residuos sanitarios”.

La Consellera ha informado adicionalmente, que en los próximos meses su Consejería de Transición Ecológica, de común acuerdo con sus compañeros de la Conselleria de Sanidad, pondrá en marcha nuevas novedades en materia de economía circular en este complejo flujo de residuos.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA