Las emisiones evitadas del biogás y el biometano pueden conducir a una huella de carbono negativa

La EBA ha presentado un nuevo documento que destaca cómo las industrias de biogás y biometano evitan las emisiones y ya están contribuyendo a lograr la neutralidad climática para 2050.


1186

Las industrias de biogás y biometano son contribuyentes importantes y crecientes para lograr la neutralidad climática para 2050. El documento de antecedentes producido por la EBA destaca el potencial de reducción de GEI de las industrias de biogás y biometano. El sector tiene el potencial de reducir las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero (GEI) en un 10-13% [1]. En comparación con los combustibles fósiles de la UE, la producción de biogás puede ahorrar hasta el 240% de las emisiones de GEI y el biometano hasta el 202%.

El biogás y el biometano evitan las emisiones al reemplazar los combustibles fósiles. El biogás puede producir electricidad y calor renovables. El biometano, biogás mejorado, puede inyectarse directamente en las redes de gas sin la necesidad de reemplazar la infraestructura de red o el equipo de consumo del usuario. El biometano se puede utilizar en todas las aplicaciones de gas tradicionales: cocción, calefacción, procesos industriales, generación de energía y combustible de transporte (en forma de bio-GNC o bio-GNL).

Estos gases verdes también tienen un potencial sustancial para evitar las emisiones de la agricultura y la ganadería. Traen grandes cantidades de estiércol de la cría de animales al ambiente cerrado y controlado de una planta de biogás. Este metano se captura, optimiza y utiliza en lugar de ser liberado naturalmente a la atmósfera durante el almacenamiento del estiércol. Además, las plantas de biogás y biometano no solo producen energía, sino también digestato, que se forma durante el proceso de digestión anaerobia (EA). El digestato es un fertilizante biológico y verde perfecto que puede reducir el uso de fertilizantes minerales, evitando las emisiones relacionadas con su producción intensiva en energía. Finalmente, la inclusión de cultivos intermedios, como cultivos de captura y cultivos de cobertura en la rotación de cultivos, tiene un efecto positivo en los suelos. Ayuda a reconstruir el humus, esencial para el crecimiento de las plantas, y a almacenar carbono, permitiendo que los suelos sirvan como sumideros de carbono.

El proceso de actualización de biogás a biometano genera emisiones evitadas adicionales. Este proceso da como resultado una corriente de CO2 altamente concentrada que tiene múltiples aplicaciones. El CO2 obtenido puede dedicarse a producir metano sintético basado en hidrógeno, materia prima para la industria química o combustibles electrónicos. También se puede utilizar en procesos industriales, como nuevos materiales de construcción, logrando la eliminación permanente de carbono de la atmósfera.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.