"Las tecnologías juegan un papel clave a la hora de mitigar y gestionar las basuras marinas"

Entrevistamos a Oihane Cabezas Basurko de AZTI, coordinadora técnica del proyecto LIFE LEMA


1566

El proyecto LIFE LEMA ha contribuido a la consolidación de las políticas locales contra las basuras dispersas, ha proporcionado una guía metodológica y ha permitido el desarrollo de herramientas inteligentes que favorecen la optimización de las operaciones de recogida de basura marina flotante. Hablamos con Oihane Cabezas Basurko, investigadora de AZTI y coordinadora técnica del proyecto.

 

Pregunta. ¿Cuál es su papel dentro del proyecto Life LEMA? 

Respuesta. Mi papel dentro del proyecto LIFE LEMA no se ha limitado a uno en concreto. He sido coordinadora técnica del proyecto, trabajo que ha consistido en garantizar que los desarrollos tecnológicos y las metodologías planteadas estuvieran armonizadas con los avances actuales en la materia, hasta trabajar como investigadora en el desarrollo y ejecución de las campañas científicas de micro y macro basuras, diseños de protocolos de caracterización, estudio del impacto ambiental de las tecnologías y medidas planteadas, entre otros. 

Una de las cosas más emocionantes en las que he colaborado ha sido también la definición de las zonas de acumulación de basuras marinas en las aguas costeras del sudeste del cantábrico, donde las basuras tienden a acumularse en unos regueros o líneas de basuras, terminología que el equipo de LEMA ha ayudado a definir internacionalmente. Y que gracias al proyecto hemos podido hacer un estudio detallado de estas zonas de acumulación del que muy pronto publicaremos los resultados.


P. Que la basura marina es un problema acuciante es un hecho, pero ¿a qué número concretos nos enfrentamos?

R. Desgraciadamente son números importantes, cuanto más miras más encuentras, porque en un principio el medio natural debería de estar exento de basura. Cada pieza de plástico en el medio ambiente es un ejemplo de poca conciencia, accidentes que se podrían haber evitado o mala gestión. La concentración de basura marinas que hemos encontrado en las aguas costeras del sudeste del golfo de Bizkaia es sorprendentemente equiparable a las que se encuentran en aguas del Mediterráneo oeste, del que en teoría por ser un mar semi-cerrado y por tener una población costera mayor, cabría esperar concentraciones más elevadas. Pero las corrientes marinas, combinadas con el efecto del viento en algunas ocasiones, hacen que esta zona del sudeste del golfo de Bizkaia presente zonas de acumulación con unos tiempos de residencia, especialmente en primavera y verano, 3 veces mayor que en otoño-invierno, que es cuando las corrientes evacuan las basuras a aguas más norteñas y oceánicas. 

La concentración de basura marinas en las aguas costeras del sudeste del golfo de Bizkaia es equiparable a las que se encuentran en aguas del Mediterráneo oeste, del que en teoría por ser un mar semi-cerrado y por tener una población costera mayor, cabría esperar concentraciones más elevadas

 

P. ¿Cuáles son los residuos más encontrados en nuestros mares?

R. Encontramos de todo. Una gran parte tiene un origen múltiple, puede proceder tanto de fuentes terrestres como marinas, otros están tan degradados que es difícil saber el origen que tienen, y luego están los que podemos afirmar con bastante seguridad que proceden de fuentes terrestres y marinas. De hecho, alrededor del 34% de los ítems de basura proviene de actividades marinase incluyen hilos, cabos o redes de pesca, cajas de pescado, boyas, balizas entre otros. Los residuos principales de origen terrestre en cambio son retales o trocitos de bolsas de plástico, envases de comida y productos higiénicos. Pero hemos llegado a encontrar arcones congeladores, fotografías de carnet y hasta árboles de navidad.

Tipo de residuos encontrados en las aguas superficiales de la costa vasca (Fuente: Ruiz, I. et al., 2020. Frontiers in Marine Science 7(308). doi: 10.3389/fmars.2020.00308.)
 

 

Muestra de basura marina encontrada en aguas superficiales del litoral vasco

 

P. ¿Qué potencial tienen las nuevas tecnologías para mitigar el problema de la basura marina?

R. Las tecnologías juegan un papel clave a la hora de mitigar y gestionar las basuras marinas de una manera eficiente y nos ayudan a reducir el coste de las acciones de recogida. Por ejemplo, el sistema de videometría compuesto por una cámara y un algoritmo que hemos desarrollado exclusivamente para la detección de flotantes nos ayuda a monitorizar, en casi tiempo real, las basuras que pasan por una sección de un río. Las administraciones implicadas pueden acceder a los informes que reporta el sistema donde se incluye el número de flotantes que pasan por el río, la velocidad, tamaño, además de tener acceso al histórico de las mediciones y videos y fotos de la basura que pasa. Esta información ayuda a tener un conocimiento detallado sobre el estado de los ríos monitorizados. Y en comparación con el método tradicional de tener personas haciendo campañas de avistamiento de basuras en los ríos, resulta mucho más rápido, sencillo, económico y práctico.

 

P. ¿Qué tecnologías prevén utilizarse? ¿Se espera desarrollar tecnología propia o nuevas aplicaciones de la ya existente?

R. LIFE LEMA ha sido un proyecto ambicioso con relación a las tecnologías. Hemos trabajado tanto nuevos desarrollos tecnológicos como adaptaciones de tecnologías existentes. 

Para predecir el comportamiento y el destino de las basuras marinas hemos aplicado modelos numéricos de transporte de partículas basándonos en las condiciones océano-meteorológicas del golfo de Bizkaia y en los datos observacionales de corrientes proporcionados por radares de alta frecuencia. Estos modelos nos han servido para hacer predicciones de densidades de basuras marinas para las diferentes estaciones a lo largo del año y son, además, una potencial herramienta para analizar en un futuro el lugar de procedencia de estas basuras.

El sistema de videometría compuesto por una cámara y un algoritmo que hemos desarrollado exclusivamente para la detección de flotantes nos ayuda a monitorizar, en casi tiempo real, las basuras que pasan por una sección de un río.

Para monitorizar y detectar las basuras en río hemos desarrollado el sistema de videometría anteriormente comentado. Actualmente tenemos 2 sistemas implantados, uno en el río Orio (Gipuzkoa) y otro en el Adour (región de los Pyrénées-Atlantiques de Francia). Hemos explorado también el uso de drones para detectar líneas y manchas de acumulación de basuras en el mar con el objetivo de ayudar a los barcos de limpieza a encontrar dichas manchas. 

  • La recogida de basura en mar la hemos hecho adaptando 2 barcos de limpieza y reconvirtiendo 2 buques de pesca. Para ello los hemos equipado con artes para pescar basura y un sistema de monitorización de energía y actividad de los buques llamado SIMUL, que nos ha permitido saber en todo momento donde han estado operando los barcos, si han estado pescando basura o navegando a nuevas ubicaciones. Además de los barcos también se instaló una barrera en el río Deba (Gipuzkoa) con el fin de estudiar la funcionalidad y efectividad que puede tener una barrera para evitar que la basura del río llegue al mar. 

  • Y como culminación se ha creado una herramienta informática llamada LEMA tool que engloba todos los datos proporcionados por las tecnologías empleadas (modelos, sistema de videometría, recogidas de basuras, etc.) y genera predicciones de zonas de acumulación con unos días de antelación que sirven para guiar las recogidas de basura en mar de una manera más eficiente. 

Sistema de videometría del rio Oria (Gipuzkoa)

 

Buque pesquero Miren Argia encargado de la recogida de basuras marinas en la costa gipuzcoana

 

Pescadores recogiendo basura

 

Barrera para flotantes instalado en Deba (Gipuzkoa)

 

P. ¿En qué consiste la red europea de basura marina?

R. LIFE LEMA nos dio la oportunidad de juntar expertos de gran renombre españoles y franceses para discutir 3 temas de gran calado con relación a la gestión de las basuras marinas: La Directiva Marco sobre la Estrategia Marina, la Política Pesquera Común y los Fondos Europeos Marítimos Pesqueros, y las políticas territoriales.

 

P. ¿Qué otros países cuentan con iniciativas similares si las hubiese? ¿Somos pioneros?

R. Existen numerosos grupos de trabajo tanto a nivel estatal como regional e internacional en relación con las basuras marinas. Pero hemos sido pioneros en tratar ciertos temas acuciantes como la pesca de basura activa (remunerar económicamente a los pesqueros implicados en la recogida de basura marina) frente a la pesca pasiva (recoger y almacenar la basura que se queda atrapada en las artes de pesca para luego llevarla a puerto y se gestionen correctamente, esta actividad es voluntaria), así como en tratar tema de políticas territoriales y transfronterizas en torno a las basuras marinas.

Grupo de expertos de LIFE LEMA

 

P. ¿Ha conseguido el proyecto generar expectación social y mediática? ¿Preocupa a la población el estado de salud del mar?

R. A través de talleres de decoración y el lanzamiento y recuperación de unos barquitos de madera (dispositivos – sin GPS – a la deriva), se ha sensibilizado a niñ@s y adultos sobre la necesidad de prevenir y reducir la generación de basuras marinas (https://www.lifelema.eu/es/habia-una-vez-un-barquito-chiquitito-2/). Gracias a éstos se ha conocido un poco mejor una de las grandes amenazas de nuestros mares y océanos del mundo - la basura marina -. Estos barquitos han sido un ejemplo de cómo el trabajo conjunto de la sociedad puede contribuir a mejorar esta amenaza, y por lo tanto ayudar a garantizar un futuro sostenible para el medio marino y para todo el planeta. 

Además, la iniciativa ha contribuido a la ciencia aportando conocimiento sobre la deriva y acumulación de basuras marinas a lo largo del golfo de Bizkaia, aprovechando la información proporcionada por la colaboración ciudadana en la recuperación de los barquitos. Los talleres han servido además para trasladar a los escolares y ciudadanía en general aspectos de oceanografía física ligados a las basuras marinas, con el fin de acercar la importancia de la conservación de nuestros mares y promover vocaciones científicas entre los más jóvenes. 

Durante esta iniciativa, y gracias a la ayuda desinteresada de colaboradores como Factoría Marítima Vasca Albaola se construyeron 1.000 barquitos de madera. Éstos fueron decorados por niñ@s y adultos y se lanzaron al mar (llevando un mensaje de sostenibilidad asociado) gracias a la ayuda desinteresada de entidades locales y nacionales del ámbito marino. Tras navegar a la deriva en aguas del golfo de Bizkaia y del océano Atlántico, los barquitos llegaron a diferentes lugares de la costa arrastrados por las corrientes marinas inducidas por el viento, las mareas y el oleaje, donde los niñ@s y adultos que los encuentran informan de su llegada a los responsables del proyecto. 

Esta iniciativa recibió un accésit en los Premios de Salvamento Marítimo ODS14 por unos #mareslimpios de 2019 por SASEMAR (http://www.salvamentomaritimo.es/sala-de-comunicacion/premios-salvamento-maritimo-ods14).

El proyecto ha servido para abrir los ojos tanto a las administraciones públicas como a la ciudadanía sobre el hecho de que las basuras marinas necesitan de una gestión integral, eficiente y transfronteriza para hacerles frente.

 

P. ¿Qué podemos aprender de esta experiencia?

R. Gracias a LIFE LEMA hemos podido analizar, por primera vez, cuanta basura tenemos en el sudeste del golfo de Bizkaia, su procedencia, dónde y cómo se acumula, su estacionalidad y composición. El conocimiento de las fuentes nos ha permitido empezar a trabajar con los sectores que las producen, para conjuntamente buscar soluciones preventivas y de mitigación. 

El conocimiento de las basuras marinas en el País Vasco era limitado antes del comienzo del proyecto. El proyecto ha servido para abrir los ojos tanto a las diferentes administraciones públicas como a la ciudadanía sobre el hecho de que basuras marinas están en nuestras costas y sistemas fluviales y que necesitan de una gestión integral, eficiente y transfronteriza para hacerles frente. Las soluciones deben ser formuladas conjuntamente entre las autoridades que las gestionan, el conocimiento científico y las políticas adecuadas.


Entrevista publicada en el número 222 Especial Reciclaje 2020

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA