Nuevas soluciones basadas en sensores ante las nuevas exigencias del mercado de reciclaje

TOMRA Sorting Recycling apuesta por la innovación y la investigación para abordar los retos de la industria


612

En el contexto actual, en el que las empresas deben adecuarse a la normativa en materia de reciclaje y a las nuevas tendencias del mercado, TOMRA Sorting Recycling desarrolla las tecnologías adecuadas para la separación de materiales. Tres expertos de la compañía en la materia analizan esta cuestión: Judit Jansana, directora para España y Portugal; Eduardo Morán, Area Sales Manager en el mercado de la recuperación de metales en España y Portugal; y Pablo Barahona, Ingeniero de Ventas también para España y Portugal.

La economía circular es uno de los grandes retos que se plantean en la actualidad: optimizar los materiales y residuos para alargar su vida útil y apostar por la prevención, la reutilización, la reparación y el reciclaje. Para llegar a esta meta es necesario producir materiales secundarios de alta calidad a través de la tecnología adecuada. Por este motivo, en TOMRA Sorting Reycling la prioridad es la innovación y la investigación. El objetivo: dotar a sus equipos de la mayor precisión en la clasificación de los materiales.

Una tecnificación adicional en la clasificación es necesaria dada la situación actual en lo que se refiere a la normativa que afecta tanto al sector de los plásticos como al segmento de los metales. Por ello, lanzamientos como GAIN, la tecnología de TOMRA basada en deep learning, son tan esperanzadores. “Esta tecnología, que permite que las máquinas imiten el comportamiento humano, y el desarrollo de otras nuevas tecnologías son la prueba irrefutable de que hay una continúa búsqueda de soluciones que incrementen la calidad de los productos reciclados. Y que la necesidad de reciclar solo va en aumento”, afirma, Judit Jansana.  

Y es que en TOMRA existe una alta implicación en este sentido, no solo a nivel de fabricación, sino también en concienciación y puesta en común de posibles soluciones para un futuro sostenible. Ya el pasado mes de junio se celebró en Bulgaria TOMRA Leads, edición que reunió a líderes del sector de 31 países para compartir conocimientos y avances para combatir el problema de los residuos de plástico. TOMRA Sorting Recycling también ha publicado un e-book en el que analiza cómo el reciclaje desempeña un papel esencial ante la actual crisis mundial de los recursos. 

 

Reciclaje de plásticos, un paso imprescindible para lograr los objetivos

Judit Jansana explica la problemática en lo que respecta a los plásticos: “La Directiva Europea sobre RAEES prohíbe el reciclaje de plásticos con retardante a la llama bromados. Estos representan aproximadamente un 30% de los plásticos en RAAES y, de estos, un 40% son Halogenados (Cl, Br). Todos los plásticos deben tratarse para retirar aquellos que tengan estas características”. 
Además, la Directiva RoHS, de restricción de sustancias peligrosas, que se aplica a la producción de productos eléctricos y electrónicos en la UE, exige que los polímeros reciclados no contengan bromo, entre otros elementos. Es, por tanto, obligatorio, extraer este material del plástico de los RAEES antes de su reciclaje. 

Y es que la normativa impone una responsabilidad a la hora de tratar los plásticos hasta que alcancen el nivel de pureza exigido: la iniciativa china, conocida como “Espada Nacional”, que ha bloqueado casi en su totalidad el envío de residuos al país asiático; y la prohibición legislativa de reutilizar plástico que contenga material ignífugo bromado (BFR).

También, en enero de 2018, la Comisión Europea publicó la Estrategia europea para el plástico en una economía circular, que dice que para 2030 todos los envases de plástico dentro del mercado comunitario han de ser reutilizables o reciclables. Bajo estas premisas, se incluye la obligatoriedad de emplear contenido reciclado: un 25% en botellas PET a partir de 2025 y un 30% en cualquier tipo de botella a partir de 2030. 

El papel de la tecnología es primordial para dar solución a este problema. Por ello, TOMRA Sorting Recycling sigue desarrollando nuevos métodos, como la Detección de Objetos mediante Láser (LOD), que puede detectar materiales que la tecnología de infrarrojo cercano (NIR) no logra identificar, permitiendo que el proceso de reciclaje elimine las impurezas y mejore el proceso de limpieza de una forma extremadamente eficiente. Gracias a ello, producir bienes de consumo a partir de plástico 100 % reciclado es técnicamente posible y económicamente viable. 

Por su parte, Pablo Barahona, asegura que “hay un claro interés de las empresas del sector de los plásticos en incluir materiales reciclados en sus productos. La normativa se impone, y llegar a cumplir con los objetivos para alcanzar una economía circular es una labor de todos. Y en TOMRA Sorting Recycling contamos con los medios para lograrlo”. 

De esta manera, es imperativo dar una utilidad a los plásticos generados y recuperar aquellas fracciones que sí pueden servir para un segundo uso. Porque los plásticos están presentes en todos los productos eléctricos y electrónicos, representando un mínimo del 20%, aproximadamente, de los materiales que componen estos aparatos. Para 2020, se estima que de los más de 12 millones de toneladas de residuos electrónicos que se esperan el próximo año en la Unión Europea, 2,5 millones de toneladas (un 23%) sean plásticos. 

Como consecuencia, el proyecto financiado por la Comisión Europea, y respaldado por Naciones Unidas, pide a los consumidores que exijan productos electrónicos y eléctricos hechos con plástico reciclado, y que los fabricantes rediseñen productos para mejorar la reciclabilidad e integrar plásticos reciclados en nuevos productos. Unos objetivos que solo se podrán alcanzar si los fabricantes cuentan con la tecnología adecuada. 

 

GAIN, inteligencia artificial para un futuro sostenible

A este respecto, también GAIN, la nueva tecnología de TOMRA basada en deep learning como método de inteligencia artificial (IA), es una respuesta para mejorar notablemente la clasificación. Los humanos somos capaces de identificar distintos objetos y materiales a través de asociaciones entre lo que vemos y lo que ya hemos visto. Con GAIN, la tecnología de TOMRA basada en deep learning como método de inteligencia artificial (IA), las máquinas aprenden a realizar esas mismas asociaciones, pero a una velocidad mayor. Si bien TOMRA ya empleaba inteligencia artificial desde los inicios de la clasificación, es importante destacar que esta tecnología está en constante evolución. 

Así, la tecnología GAIN da un paso adelante y emplea algoritmos que se obtienen del deep learning, un tipo de aprendizaje automático que no necesita que ningún experto diseñe sus características, al contrario que en el aprendizaje automático “clásico”. El proceso comienza a partir de miles de imágenes con las que aprende a identificar los distintos tipos de productos que debe clasificar. Así, el deep learning imita la actividad de una gran cantidad de capas neuronales del cerebro humano para aprender tareas complejas. Durante este aprendizaje, GAIN aprende a conectar las neuronas artificiales para clasificar objetos. Al clasificar objetos a partir de los datos recuperados por el sensor de la cámara RGB del AUTOSORT, GAIN permite lograr unos niveles de pureza inalcanzables hasta el momento, manteniendo además la velocidad de producción del AUTOSORT. 

La primera aplicación  de la tecnología GAIN de TOMRA está diseñada específicamente para el flujo de polietileno de alta densidad (PE), logrando separar del mismo los problemáticos cartuchos de PE de silicona. Y es que debido a los restos de silicona que quedan siempre en los cartuchos, resulta necesario separarlos del resto de material de polietileno para poder así incrementar la pureza del producto final. Esta nueva tecnología ha sido entrenada para realizar esta tarea a partir de miles de imágenes, y logra expulsar el 99 % de los cartuchos mediante el uso de dos sistemas colocados en línea.

 

El mercado del metal, otro gran reto para TOMRA

De la misma manera, la recuperación en el mercado de los metales es un área de máxima prioridad. TOMRA también aplica su tecnología en este sentido a varios equipos que tienen la capacidad de detectar y separar fracciones cada vez más pequeñas de los distintos metales. La consecuencia es una alta recuperación y valorización de los mismos, cuestión fundamental en la actualidad. También la tecnología láser (LOD), en combinación con el AUTOSORT y el FINDER de TOMRA, permite lograr unos índices de pureza inimaginables hasta ahora en los procesos de reciclaje de residuos y de chatarra ya que te permite soplar impurezas no metálicas.

En palabras de Eduardo Morán: “En estos momentos hay en el mercado cuatro soluciones de alta gama de TOMRA para la separación de metales cuyo denominador común ser tecnologías punteras. Además de los equipos que tenemos actualmente disponibles en el mercado, y como consecuencia de nuestra gran apuesta por la innovación, TOMRA está en pleno desarrollo de nuevas tecnologías que permitirán a nuestros clientes separar materiales que en la actualidad tienen una dificultad extrema en términos de diferenciación. Por lo que estoy convencido que 2020 será un año magnífico en este sentido”. 

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.