Sogama adquiere los terrenos donde se construirá la nueva planta de biorresiduos de Verín

La instalación tendrá capacidad para tratar 3.000 toneladas anuales de fracción orgánica contenida en residuos urbanos


464

El presidente de Sogama, Javier Domínguez, y el director general del Instituto Gallego de Vivienda y Suelo (IGVS), Heriberto García, formalizaron en Santiago, y ante notario, la compra-venta de las parcelas (10, 11 y 12) del polígono industrial Pazos, donde se ubicará la futura planta de biorresiduos de Verín (Ourense), por un importe superior a 500.000 euros.

La instalación, que ocupará una superficie de casi 12.625 m2, tendrá capacidad para tratar 3.000 toneladas anuales de fracción orgánica contenida en residuos urbanos (FORSU) y 1.600 t / año de material estructurante, estimando una producción anual de 1.500 toneladas de compost de alta calidad, que se aplicará en el sector de la agricultura y la jardinería, en sustitución de los fertilizantes artificiales.

La obra fue licitada por un importe de 7,2 millones de euros, tras la aprobación del Consejo de Administración, el plazo de presentación de ofertas finalizó el 10 de septiembre. El contrato incluye la redacción del proyecto de ejecución y actividad, así como el diseño, construcción, suministro, montaje y puesta en marcha de la instalación, desarrollándose bajo el concepto de "llave en mano".

Todo el proceso de compostaje (pretratamiento, fermentación, maduración y almacenamiento) se llevará a cabo en la planta de Verín y contará con innovadores sistemas de depuración de agua y aire, así como reducción de ruido para garantizar operaciones respetuosas con el medio ambiente.

También será autosuficiente desde la dimensión energética, alimentándose de fuentes renovables.

 

Red autónoma de valorización de materia orgánica

La planta de Verín beneficiará a unos 52.300 habitantes de 24 municipios de la provincia de Ourense y se integrará en la red de infraestructuras que Sogama, bajo los lineamientos de la Xunta de Galicia, ejecutará y gestionará con el objetivo de ayudar a los municipios, que son los que tienen competencia en materia de residuos, para cumplir con sus obligaciones legales. En este sentido, cabe recordar que, antes de enero de 2024, las autoridades locales deben haber implementado la recolección separada de materia orgánica a través del quinto contenedor, el marrón.

La red logística estará formada por cuatro plantas de biorresiduos (una por provincia): Cerceda -ya en funcionamiento-, y Cervo (Lugo), Vilanova de Arousa (Pontevedra) y Verín (Ourense), que complementarán la pública y privada, actual y futuro, dando cobertura a todo el territorio gallego.

Con el objetivo de optimizar recursos y minimizar costes para los municipios, las instalaciones de biorresiduos se apoyarán en 13 plantas de transferencia que se adaptarán técnicamente para que puedan trasladar la materia orgánica recogida por separado por los servicios municipales, transportada de forma inmediata a la planta de compostaje industrial más cercana.

De esta forma, más de 2.200.000 habitantes dispondrán de una planta de transferencia o biorresiduos a menos de 50 kilómetros de distancia.

La previsión es que la planta de Verín entre en funcionamiento a finales de 2022.

Entidad
Sogama

Sogama

RRSS
Tags
Sogama


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA