Sogama ha repartido cerca de 7.400 compostadores entre distintas entidades gallegas

Un total de 230 entidades se encuentran adscritas a su programa de compostaje doméstico con el fin de alcanzar los beneficios ambientales, económicos y sociales inherentes al mismo


596


En su afán de contribuir al reciclado de la materia orgánica y cerrar el ciclo de recuperación de la misma en las propias viviendas, aplicando el principio de proximidad, Sogama ha repartido, en el marco de su programa de compostaje doméstico, cerca de 7.400 compostadores entre 230 entidades de distintos puntos de Galicia (140 ayuntamientos, 78 centros educativos y 12 colectivos sociales).

El objetivo de este exitoso programa es ayudar a los ayuntamientos a que se beneficien de las múltiples ventajas que reporta el autocompostaje. Desde la dimensión medioambiental, porque contribuye a reducir la frecuencia de recogida y transporte de la basura, aminorando las emisiones de CO2; desde la económica porque, al gestionar los restos orgánicos en los propios hogares, que suponen aproximadamente el 40% del total de la basura generada, entregan menos toneladas a Sogama, lo que se traduce en una disminución del importe de la factura a pagar a esta empresa pública, con la particularidad de que se evita la compra de fertilizantes artificiales; y desde la social, porque se recupera una práctica tradicional en el rural gallego, como es la separación de la materia orgánica para alimento del ganado o elaboración de compost.

FORMACIÓN, SEGUIMIENTO Y RECURSOS DE APOYO

Pero la labor de Sogama no se circunscribe a la mera dotación de compostadores, sino que la implantación de su programa en los concellos se acompaña de una fase de formación previa dirigida a los vecinos participantes y que lleva a cabo a través de cursos presenciales impartidos por técnicos especialistas. Asimismo, se encarga de editar el material divulgativo necesario para que los usuarios cuenten con elementos de apoyo en su tarea diaria.

El asesoramiento continuo a los concellos está también asegurado, con la salvedad de que estos deben encargarse de hacer el seguimiento de la experiencia casa por casa para comprobar la correcta ejecución de la técnica, despejar dudas y corregir posibles errores que puedan alterar el resultado final del proceso.

En todo caso, y siguiendo las pautas establecidas, se garantiza la obtención de un abono natural de alta calidad y que, por lo general, cumple con los requisitos impuestos por la normativa vigente, pudiendo ser aplicado con absolutas garantías, y sin restricciones, en la agricultura. Tanto es así que incluso en algunas muestras analizadas por la Universidad de Santiago de Compostela, se ha comprobado que el compost resultante podría ser utilizado en la agricultura ecológica.

La formación dispensada por Sogama pretende dejar claro al usuario dónde debe ser ubicado el compostador, qué debe y qué no debe ser depositado en el mismo, cómo controlar parámetros esenciales tales como la humedad y la temperatura, qué hacer ante determinadas incidencias y cómo subsanar errores frecuentes que podrían desvirtuar la composición del abono final obtenido.

Y como instrumento de ayuda, la Sociedad habilitó en su momento una página web www.compostaconsogama.gal, en la que se proporciona toda la información sobre el compostaje doméstico, pasos a seguir en su elaboración, beneficios, mapa de concellos participantes e incluso elementos divulgativos y lúdicos como un vídeo y un juego para escolares.

COMPOSTAJE INDUSTRIAL

Por su parte, Sogama, en el marco del proyecto de ampliación de su infraestructura, pondrá en marcha, en el vertedero de residuos no peligrosos de Areosa, una planta de compostaje industrial, con capacidad para 15.000 toneladas anuales de materia orgánica, y en la que prevé obtener cada año entre 3.000 y 4.000 toneladas de compost de buena calidad.

Tags: Sogama.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.