Un sistema de gestión de residuos resiliente para superar la próxima crisis

El impacto disruptivo de la pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de una cadena de gestión de residuos fuerte y resistente


734

Las autoridades públicas ahora están planeando la recuperación posterior al coronavirus, pero el peor error sería soportar, arreglar y luego olvidar. Para evitar más problemas ambientales y de salud, un sistema de gestión de residuos resiliente es crucial. La higienización a través de la valorización energética juega un papel clave en ello.

El brote de COVID-19 muestra el creciente número de desafíos que el mundo tiene que enfrentar para mantener bajo control una situación dramática. Este brote ha interrumpido el funcionamiento de los servicios esenciales y las infraestructuras críticas que son más necesarias en tiempos de crisis.

Como complemento al reciclaje, la valorización energética o Waste-To-Energy, ya tiene un papel fundamental que desempeñar en el tratamiento de residuos. La tecnología permite el tratamiento seguro de los residuos no reciclables, ya que reduce su volumen en aproximadamente un 90% y elimina de forma segura los contaminantes y los patógenos del ciclo ecológico.

“En estos días, la responsabilidad del sector WtE se ha expandido debido a los efectos disruptivos de los brotes en la recolección de desechos, su clasificación y las corrientes de desechos en general. Al mismo tiempo, los operadores de gestión de residuos y su cadena de suministro deben garantizar la seguridad de sus empleados y cumplir con las medidas de emergencia, lo que hace que su misión sea aún más desafiante”, dice Patrick Clerens, Secretario General de ESWET.

Por lo tanto, el impacto disruptivo de la pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de una cadena de gestión de residuos fuerte y resistente. Las autoridades públicas ahora están planificando la recuperación posterior al coronavirus, pero el peor error sería soportar, arreglar y luego olvidar: el mundo enfrenta hoy una pandemia, pero mañana enfrentará una nueva crisis, incluida una crisis más frecuente relacionada con el cambio climático, como la comunidad científica nos sigue advirtiendo. Además, es particularmente importante evitar a partir de hoy una posible falta de confianza de los consumidores que podría desencadenar en una oleada de cultura de usar y tirar.

Nuestra sociedad requiere que los responsables de la toma de decisiones aborden estos problemas adecuadamente y es por eso que ESWET hace un llamado a la Unión Europea y a las autoridades nacionales para que:

  • Considere a los operadores de gestión de residuos, pero también a los proveedores de tecnología de los que dependen en gran medida para el mantenimiento y los productos, como servicios esenciales en todos los Estados miembros;

  • Se anticipe a las necesidades de todos los servicios esenciales en este brote, así como a cualquier futura crisis de salud y medio ambiente.

Los trabajadores de gestión de residuos están contribuyendo hoy al funcionamiento de nuestra sociedad. Están tomando las calles todos los días para garantizar que nuestros desechos se recojan, clasifiquen, reciclen y recuperen. Como otros servicios clave, están haciendo frente a las amenazas del brote para mantener el medio ambiente lo más limpio y seguro posible. Necesitan apoyo para su trabajo esencial en estos tiempos difíciles y en el próximo.

RRSS
Archivado en:
Residuos, Entidades, Europa
Tags
ESWET


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.