Abriga tu agua: sigue estos consejos para proteger tu contador del frío y evitar que se congele

Las heladas del invierno pueden provocar la congelación o incluso la rotura de los contadores si no se protegen debidamente


766

Al llegar el invierno, el frío y las heladas pueden provocar problemas de congelación e incluso roturas en los contadores de agua. Sin ir más lejos, en enero de 2020, durante la borrasca Filomena, en Canal de Isabel II registran 20.000 avisos relacionados con este motivo en apenas once días, una cifra que evidencia los inconvenientes que puede causar el frío y que esperamos te anime a abrigar tu instalación de agua.

Para evitar que las bajas temperaturas vuelvan a hacer estragos en tuberías, contadores, grifos o llaves de paso, lo mejor es que sigas una serie de medidas preventivas con las que proteger tu instalación durante los meses invernales.

En realidad, se trata de consejos sencillos, de fácil aplicación y que, puestos en práctica, te ahorrarán más de un disgusto. Porque abrir el grifo y que no caiga ni una sola gota es un verdadero chasco. Abrigar el contador y todo lo que lo rodea es la mejor forma de prevenir este contratiempo.

 

Qué debes hacer para evitar que se congele tu contador 

  • Comprueba que la puerta del armario donde se encuentra el contador está bien cerrada. Además, es buena opción taparla por dentro con poliespán.

  • Protege el hueco interior del armario con papel de periódico arrugado, lana, fibra de vidrio o cualquier tejido aislante.

  • Cubre también las tuberías que rodean el contador con material aislante para evitar que se enfríen demasiado: puedes utilizar coquillas, espuma de poliuretano, papel de burbujas e incluso trapos o ropa de abrigo vieja que seguro tienes por casa.

¡Atención! Cuando vayas a abrigar tu contador, es importante que quede visible la esfera donde aparecen los dígitos para que así nuestros técnicos puedan realizar la lectura del consumo.

 

Otras recomendaciones para las noches más gélidas

Aparte de las recomendaciones más básicas que acabamos de repasar, te proponemos otras medidas de refuerzo para las noches que se presenten especialmente gélidas. Si ves que el pronóstico del tiempo prevé unas temperaturas mínimas que te hacen dudar de si estás en España o en Alaska, toma nota de estas medidas nocturnas de excepción:

  • Si tu contador está colocado en batería, es decir, en un cuarto junto con los contadores de tus vecinos, podéis dejar encendido un calefactor durante la noche.

  • También puede resultar efectivo dejar un pequeño hilo de agua corriendo en el grifo de la ducha o la bañera, ya que mientras el líquido esté circulando, este no se congelará. Eso sí, acuérdate de colocar un cubo donde ir recogiendo el agua para reutilizarla a la mañana siguiente, por ejemplo, a modo de cisterna para el inodoro. Así no la desperdiciarás.

 

Por si te vas de casa en invierno durante un largo tiempo

Además, si no vas a estar en casa y el domicilio va a quedar vacío durante un periodo prolongado, te recomendamos que cierres la llave de entrada del agua al contador y vacíes las tuberías: así, evitarás posibles roturas por congelación.

 

Qué puedes hacer si se te ha congelado el contador 

Pese a todo lo que ya hemos aprendido, si se congela el contador por no haberlo protegido a tiempo o porque la helada ha sido de las que marcan época, la principal premisa es saber que no debes forzar la llave de paso, pues podría romperse. Para descongelarlo, hierve agua y viértela sobre la instalación hasta que, poco a poco, vaya deshelándose.

Si no puedes solucionar el problema por tu cuenta o te has quedado sin suministro por una rotura del contador o las llaves, ponte en contacto con el equipo de atención al cliente de Canal de Isabel II a través del teléfono gratuito 900 365 365. Recuerda que, para agilizar la gestión, es conveniente proporcionar el número de tu contrato.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA